España, colista sin ganar un partido

Alberto Moreno
-

El equipo nacional sub'18 cierra su participación con una clara derrota ante Portugal. Pese a todo, posiblemente tenga otra ocasión para clasificarse para el Europeo juvenil

España, colista sin ganar un partido - Foto: Sara Muniosguren

No había comenzado su último partido de este torneo Wevza y España ya sabía que iba a ocupar la última plaza de este sector de alto nivel que se celebró en el Campo de la Juventud desde el pasado 4 de enero hasta ayer. 
El combinado de Luis Alberto Toribio necesitaba a priori una serie de rebotes para evitar la última plaza (tras caer anteriormente ante Francia, Bélgica, Holanda y Alemania) y de esta manera lograr una plaza en el Pre-Europeo sub’18. 
Para no ocupar este farolillo rojo, España tenía que derrotar a Portugal por un marcador que no fuese 3-2 y esperar a que Holanda cayese ante Francia por 3-0 ó 3-1. Los galos, efectivamente, vencieron en el partido que abría la quinta y última jornada, asegurándose de esta manera la primera plaza y lograron el pasaporte para la fase final del Europeo que se jugará en la doble sede Italia-Grecia. Sin embargo, Holanda, al caer por 3-2 sumaba un punto, acabando esta liguilla con cinco puntos, ya inalcanzables para España, aun derrotando a Portugal en el siguiente partido.
Y tampoco pudo lograrlo España cerraba la fase con una nueva derrota ante los portugueses por 3-0. Sin nada en juego, aunque todavía con una remota esperanza de poder superar a Alemania en la general, el partido de rivalidad ibérica perdió su dosis de emoción. Dos equipos que además se conocen perfectamente, dado que hace pocas semanas ambos se midieron en un bilateral en este mismo escenario, venciendo en las tres ocasiones los lusos. Cierto es que el equipo español no era el mismo exactamente, pero también que faltaba ese plus de competitividad que requería el partido. Así que era un amistoso con puntos en juego, aunque sin relevancia.
Los parciales fueron 25-23 (26’), 25-18 (21’) y 25-18 (21’). Por parte española jugaron: Luke Belda (2), Xavier Fresquet (7), Guillermo Salmerón (3), Carlos Nieves (3), Florentino Ruda (3), Roi Losada (equipo inicial) Martín Fernando, Juan Gregorio García, Jaime Arjones, Martín Casais (1), Íker Álvaro y Raúl García (4).
 En este torneo WEVZA celebrado en Palencia sólo se dirimía la única plaza que daba derecho a clasificarse directamente para el Europeo y cuál de los otros cinco equipos quedaba fuera de toda opción de acudir a la segunda fase clasificatoria. Aunque esa posición le correspondiese finalmente a España, todo hace indicar que tendrá una segunda oportunidad, al clasificarse todos para la siguiente ronda. Tiene que confirmarlo oficialmente la CEV, pero todo hace indicar que España sigue viva y que en abril tendrá su última oportunidad.
Tiempo suficiente que tendrá para planificarlo mejor. El equipo nacional no dio la medida de sus posibilidades, quedándose de nuevo a cero, si bien es cierto que el nivel de sus rivales era altísimo, con varios de ellos capacitados para luchar por el título europeo sub’18. Cabe significar que la mayor parte de los componentes de este equipo forman parte de la concentración permanente de Palencia dirigida por Ricardo Maldonado, aunque en este torneo estuviese al frente Toribio. Son los jugadores más jóvenes de los concentrados en Palencia, aunque alguno de ellos, como es el caso del capitán Luke Belda sea habitual titular en el Palencia 2020, nombre que toma la selección española júnior cuando juega en la Superliga 2.
No será la única vez que este año Palencia y el Campo de la Juventud sean escenario de una fase clasificatoria para el Europeo. En abril se jugará en la categoría sub’20, ya a las órdenes de Maldonado, una fase clasificatoria para el Europeo en la que España se medirá a las selecciones de Francia, Portugal y Hungría, clasificándose la primera del grupo. La segunda jugará la repesca.