Pioneros en la cerveza hecha en casa

-
Pioneros en la cerveza hecha en casa - Foto: [Luis López Araico; Luis López Araico]; Luis Ló

En la provincia se elaboran desde hace 30 años

<iframe src="https://video.microcontenidos.com/EPPlayerTV.aspx?iframeid=8p2lYk2akE&videoid=423921&parte=1" width="677px;" height="377px;" style="display:block;" scrolling="no" frameborder="0" allow="autoplay; fullscreen" allowfullscreen></iframe>


El sector de la cerveza artesanal de Castilla y León, que aglutina el diez por ciento de las empresas de España, exhibe «calidad» y demanda ayudas para un colectivo con «clara vocación rural», «gran competitividad» y una creciente «internacionalización».  El fenómeno de las cervezas artesanales ha hecho que se dispare la producción de las crafts en un 36 por ciento en España, aunque el registro fue menor que en años anteriores, según los datos ofrecidos por el Observatorio Sectorial DBK de Informa.
Un sector del que la provincia de Palencia fue pionera, ya hace 30 años. Actualmente, en Palencia existen dos marcas de cerveza artesana. Por un lado, Bresañ, de Becerril de Campos,  que fue en 1989 una de las primeras en empezar a producir en Castilla y León, y Alma del Cerrato, que nació  o renació el pasado año con el objetivo de continuar promoviendo la elaboración y comercialización de Torquemada Cerveza Artesana. En su día, hubo una tercera, Vacceum, en la localidad de Venta de Baños, que ya no existe y otras marcas que tan solo son embotelladoras, no productoras. 
Según ha apuntado Christothe Le Galle, copropietario de Cervezas Bresañ, en la provincia de Palencia se estarán produciendo unos 25.000 litros de cerveza artesana al año. «En Castilla y León hay muy buena calidad de cervezas» ha afirmado, pero el problema es el mercado porque, ha subrayado, no crece como se debería», apunta este belga afincando en Palencia y vinculado también al sector de la automoción. 
oro líquido. El estudio muestra que el número de cerveceras artesanales sigue aumentando en el mercado nacional, registrándose 511 empresas en 2018, lo que supone 34 más que una año antes. Por zonas geográficas, Cataluña concentra el mayor número de cerveceras artesanales, con el 20% del total, seguida de Andalucía con el 16%, Castilla y León (10%) y la Comunidad Valenciana (9%), informa Europa Press.
 En el nuevo oro líquido, Castilla y León no escapa al auge nacional, si bien el colectivo lamenta que, a pesar de los diferentes reconocimientos internacionales que están obteniendo, el acceso a ayudas es «complejo» por su excesiva «burocracia» y por los «escasos beneficios fiscales» que obtienen cuando es un sector con «clara vocación rural», con emprendedores «jóvenes» que pueden ayudar a «fijar población» en los pueblos de la Comunidad. 
 León es una de las provincias donde la cerveza artesanal más ha calado con marcas como Four Lions, Cazurra, Kadabra, Brew Indie, Aora, Belecker, Trechura, Urzapa, Castreña, Grannaria, Egeria, Zythum Gore, Wolfram, Old Skull, Los Mayos y Zerep que dotan a este producto de una variedad prácticamente única en la Comunidad. 
Segovia también es rica en variedad, con nueve fábricas y diez marcas de cerveza diferentes, San Frutos (Segovia), Cerveza Veer (Sebulcor) Goose, (La Granja), Tres cumbres (San Rafel), Octavo arte (La Lastrilla), Baixer (Tizneros), Casuar (Montejo de la Vega), Alea Jacta (Carbonero) y 90 varas (Cerezo de Abajo), más dos marcas nómadas como Easy Brewery y Vikinga. Sin embargo, Valladolid es una de las pocas provincias que cuentan con asociación. ??