Un mujer, herida de gravedad tras ser apuñalada por su novio

SPC
-
Exterior del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca - Foto: Europa Press

La mujer, que no había denunciado previamente a su agresor, tuvo que pasar por el quirófano y sigue en estado grave, si bien su vida no corre peligro

El municipio salmantino de Fuenterroble de Salvatierra fue ayer el escenario de un nuevo episodio de violencia de género en la Comunidad, después de que una mujer fuera apuñalada por su pareja de hecho y sufriera heridas de gravedad. Al igual que otros casos, la víctima nunca había denunciado por malos tratos a su agresor, cuya identidad no ha sido revelada, y que fue detenido horas más tarde de atacar con un arma blanca a su pareja por agentes de la Guardia Civil de Salamanca como presunto autor de un delito de violencia de género. 
Los hechos ocurrieron en torno a las 00.30 horas, cuando una llamada alertó al Servicio de Emergencias de Castilla y León 112 de que una mujer que había sido apuñalada por su pareja se había trasladado por sus propios medios hasta el centro de salud de Guijuelo, donde recibió una primera atención médica. 
Debido a la gravedad de las heridas, la mujer fue trasladada al Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, donde tras pasar por el quirófano, se encuentra en reanimación en estado grave, si bien su vida no corre peligro, según informaron fuentes hospitalarias. 
La Guardia Civil informó ayer que continúa con la investigación del caso, catalogado como violencia de género, y por el que el detenido se encuentra en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca.
«Situación insoportable»

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, condenó esta agresión, que quiso enmarcar dentro de la «situación insoportable» que se da «un día sí y otro también», como es el de la violencia machista. 
Asimismo, insistió en la necesidad de que las mujeres denuncien «cualquier tipo de violencia, física, verbal o psicológica», puesto que «no es un problema domestico ni intrafamiliar», sino un problema «de violencia machista por el hecho de ser mujeres», explicó en referencia a las declaraciones de Vox que niega la violencia de género y prefiere referirse a violencia intrafamiliar. 
La delegada del Gobierno, que participó en un acto con distintos representantes de colectivos LGTBI+ de la Comunidad, expresó su confianza de que «caiga todo el peso de la ley» sobre el presunto agresor, y advirtió de que la lucha contra la violencia machista es un objetivo que ocupa «al conjunto de la sociedad», la cual «no puede dar un paso atrás». 
Además, Martín recalcó que «no se trata de un problema doméstico ni intrafamiliar», sino que afecta «a todos» como «corresponsables» de combatir la violencia machista, según informa Europa Press.