La Diputación avanza en los ODS de la Agenda 2030

Rubén Abad
-

La Diputación trabaja en la línea de la ONU con el reto de conseguir un mundo más sostenible de aquí a diez años y suscribe la declaración de la FEMP

La Diputación avanza en los ODS de la Agenda 2030

La Diputación camina hacia un modelo más sostenible en todos sus ámbitos de actuación como ya demostró con la aprobación del presupuesto para este 2020, el primero de la institución alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Considerando que la consecución de la Agenda 2030 es una de las «metas fundamentales» para desarrollar de manera efectiva las políticas públicas en el entorno, la administración que preside Ángeles Armisén aprobó por unanimidad adherirse a la Red de Entidades Locales y asumir la declaración de esta nueva estrategia aprobada en el pleno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP),  donde la citada institución asumió un compromiso político y ético con la Agenda 2030 «para convertirla en una prioridad estratégica a nivel nacional e internacional convencidos de que es el marco de políticas públicas a seguir en los próximos años para el desarrollo de una sociedad más justa, libre e igualitaria», reza el documento.
«Desde Diputación somos conscientes de que los ODS presentan la singularidad de instar a todos los países para lograr un mundo sostenible en el año 2030», explicó el diputado de Acción Territorial, Urbano Alonso, encargado de dar lectura al texto.
En concreto, los citados objetivos pretenden poner fin a la pobreza y al hambre en todas sus formas y dimensiones; velar porque todos los seres humanos puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad en un medio ambiente saludable; proteger  el planeta contra la degradación mediante el consumo y la producción sostenibles, la gestión sostenible de sus recursos naturales y medidas urgentes para hacer frente al cambio climático, para las generaciones presentes y las futuras.
En definitiva, habla de un progreso económico, social y tecnológico en armonía con la naturaleza y aborda otros temas como propiciar sociedades pacíficas, justas e inclusivas, libres del temor y la violencia, «pues no puede haber desarrollo sostenible sin paz», señalan, y movilizar los medios necesarios para el cumplimiento de esta Agenda 2030.
Todo ello mediante una Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible revitalizada, «basada en un espíritu de mayor solidaridad mundial y centrada particularmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables, con la colaboración de todos los países, todas las partes interesadas y todas las personas», reiteró Alonso.