UGT exige a Sacyl la reducción de la jornada laboral

Laura Illana
-

El sindicato quiere potenciar estas medidas para avanzar en la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores y evitar agravios comparativos

UGT exige a Sacyl la reducción de la jornada laboral - Foto: Á“scar Navarro

UGT reivindicó ayer el incumplimiento del acuerdo firmado por  el gobierno regional, este sindicato y CCOO sobre la reducción de jornada laboral durante la temporada estival de 37 horas y media a 35 para todos los trabajadores del servicio público de sanidad.
Desde  UGT denuncian que  se trata de un acuerdo que solo afecta a ciertos colectivos, como el de atención primaria y de enfermería, pero no al de personal no sanitario. «Este pacto se cerró para avanzar en la conciliación de la vida personal y familiar de todos los empleados», afirma Soraya San Millán, delegada de personal de Atención Especializada de la Gerencia de Salud.  
 

Reivindicaciones. UGT también trató hacer ver las reivindicaciones, primero la deficiente oferta pública, en segundo lugar la movilidad de los trabajadores, luego la carrera profesional del 2010 y 2011 y por último la manutención, con las que pretenden que este acuerdo mejore y facilite la vida laboral a todos sus empleados, que se limiten los conflictos entre los trabajadores, las desigualdades y los agravios comparativos. «Queremos que se realicen procesos selectivos para todas las categorías y que no se realicen exámenes extraños, extremadamente difíciles, sino pruebas que sean asequibles para los estudiantes», añade Soraya San Millán. 
Con respecto a la manutención, informaron acerca de la suspension en 2012 de este servicio de comidas gratuitas que se ofrecía al personal sanitario que realizaban guardias durante 17 y 24 horas, tanto en Atención Primaria como especializada, pero que en 2014, «quizá por la presión de los sindicatos», según asegura San Millán, se volvió a ofrecer aunque solo a los médicos de Atención Especial. 
Con la última medida trató de exigir nuevos modelos de selección  de mandos intermedios para que los nombramientos sean abiertos, públicos y competitivos desterrando la asignación a dedo que en muchos casos ejerce el cargo, desde una autoridad mal entendida. 
San Millán y Natividad Cabreros, secretaria de Sanidad de la FeSp-UGT, fueron las encargadas de transmitir estas medidas.