Dos detenidos por hurtos en viviendas y un 'abrazo cariñoso'

ALBERTO ABASCAL
-
Dos detenidos por hurtos en viviendas y un ‘abrazo cariñoso'

El juez prorroga el arresto para completar la investigación ·Identificado un hombre en Cervera de Pisuerga como posible autor de un delito de descubrimiento de secretos de la empresa en la que trabajaba

a Guardia Civil ha detenido a dos personas como presuntas autoras de tres hurtos cometidos en la zona de Venta de Baños, detención que se ha prorrogado por orden judicial tras pasar ayer ambos a disposición del juzgado de guardia, según informaron a Diario Palentino fuentes consultadas.
Las mismas fuentes han precisado que la prolongación de la detención se acordó con el propósito de completar la investigación por los hechos que se les imputan como son los supuestos hurtos cometidos en dos viviendas y un tercero a través del denominado abrazo cariñoso.
La artimaña, que desde hace un tiempo se está extendiendo por diferentes zonas de España, consiste en que el delincuente se acerca a un transeúnte, normalmente una persona mayor, con la excusa de preguntarle algo y, acto seguido, le solicita un abrazo para darle las gracias. En ese preciso instante aprovecha para perpetra el hurto: con un movimiento rápido y discreto se adueña de algún objeto personal de valor, como una cartera o una joya. 

Por  otro lado, la Benemérita ha identificado en Cervera de Pisuerga, en el marco de la operación Pieda, a una persona como posible autora de un delito de descubrimiento de secretos de empresa que, finalmente, ha terminado por ser investigado. Al parecer, el posible autor, que era trabajador de la empresa cuando ocurrieron los hechos, se aprovechó de su cargo e hizo uso de información sensible y confidencial para ofrecérsela a proveedores y otras entidades del sector. Según informaron desde el Instituto Armado, el entonces trabajador habría difundido información confidencial, incluso del área de I+D+i, a otras empresas del sector, con el ánimo de formar parte de ellas. Hechos que dieron pie a la denuncia interpuesta por el Delegado de Protección de Datos de una empresa de la provincia, que había detectado un tráfico desde el correo corporativo de un trabajador hacia la cuenta de correo particular.
En virtud de las políticas de privacidad que la empresa tiene estipuladas con sus trabajadores, se auditaron esos correos electrónicos, comprobando que el trabajador estaba redireccionando otros correos electrónicos internos de técnicas y procesos industriales, así como difundir a otras empresas del sector, nuevos productos en fase experimental.
Estas acciones ilícitas afectan directamente a la empresa porque se ve comprometida su inversión en I+D+i, dejándola en una posición desfavorable en el mercado, ya que sus productos perderían el carácter de exclusividad. De este modo, la Benemérita auditó los correos electrónicos corporativos objeto de la investigación, en sede judicial y con las garantías legales prescritas.
 Se comprobó y verificó que el trabajador se reenviaba información confidencial a su cuenta de correo particular, e informaba a otras empresas sobre productos en proceso de desarrollo para su posterior puesta en el mercado.