Grandes obras para un solo espectador

Laura Burón
-
Grandes obras para un solo espectador - Foto: Sara Muniosguren

La Muestra Internacional de Teatro de Calle arrancó ayer con tres espectáculos de marionetas en miniatura en los que la obra se desarrollaba en el interior de una cámara oscura

El teatro se convirtió ayer en un elemento más del centro de la ciudad gracias a la primera jornada de la vigésimo primera edición de la Muestra Internacional de Teatro de Calle que cada año organiza la compañía Lapsus Teatro en colaboración con la Universidad Popular de Palencia.
Los encargados de abrir esta edición fueron el Colectivo de Teatro en Miniatura Lambe-Lambe que presentó una original y novedosa propuesta. A la puerta del edificio de Villandrando, tres artistas colocaron una artilugio similar a una cámara oscura, de tal forma, que el espectador tenía que asomarse a ella para poder disfrutar de la obra. «Son tres historias muy íntimas. Es un bis a bis muy emotivo entre el contador y el espectador», explicó ayer Concha Santiago, organizadora de la muestra. Así, con la cabeza cubierta por una tela, unos cascos puestos y mirando por el agujero, el público, de uno en uno, pudo disfrutar de una obra de marionetas representada en exclusiva para ellos. Bioreset, Manolo y Entre Dos eran los títulos que se pudieron ver por la mañana y que tuvieron un segundo pase en el parque del Salón por la tarde.   
Y es que la jornada vespertina de ayer fue bastante intensa, porque además del teatro en miniatura, el grupo Payeses repartió de una forma muy peculiar la publicidad. Además, la muestra también demostró que el teatro no puede ser algo estático, sino que puede dotarse de movimiento, como sucedió con el circo sobre ruedas en el que gracias a tres caravanas los espectadores disfrutaron cómodamente sentados en la grada instalada para tal fin. Además, en una de las tartanas se representaron obras de microteatro para un aforo de 25 personas, para acabar la jornada con la actuación de Jean Philippe Kikolas titulada Sin remite. De esta manera, los que se perdieron alguna de las actuaciones matutinas pudieron disfrutar del teatro por la tarde. «Es la primera vez que organizamos actuaciones por la mañana y por la tarde, para dar una mayor cobertura y ampliar las posibilidades de llegar al público», explicó Concha Santiago, quien además destacó la variedad de géneros que se pueden ver en la muestra. «Hemos apostado por el microteatro, que es una tendencia que llega desde los Países Bajos. Estudiamos las ofertas que se nos presentaron y decimos arriesgarnos. Hay que renovarse o morir».
Hoy la jornada de este festival incluye una taller de maquillaje que se desarrollará a las 18 horas frente al Colegio de Villandrando, donde a continuación, a las 19 horas, Xabi Larrea presentará Up!!! También esta prevista la puesta en escena de un espectáculo musical de la mano a las 20 horas en la calle Mayor, frente a la bocaplaza, de la mano de Los Hermanos Trompicheli y su actuación titulada La Saeta Contemporánea y cerrará la segunda jornada de la muestra Ale Risorio, que también en la Calle Mayor, a la altura del número 110, presentará La Kermesse.