El desafío de Julio César

Alberto Moreno
-
El desafío de Julio César - Foto: Eva Garrido

El mediático nuevo entrenador del Palencia Cristo Atlético fue presentado de forma oficial. Mantiene el cuadro técnico, pero incorpora al preparador físico Javier Lurueña

Pocas veces, por no decir ninguna, cuando menos con el protagonismo del Palencia Cristo Atlético, hubo tanta expectación en la sala de prensa del Palencia Cristo Atlético. No era para menos, era la presentación de Julio César, el central brasileño que formaba parte de aquella plantilla del RealMadrid de la temporada 1999-2000 que fue campeón de Europa por octava vez, aunque no llegase a jugar aquella final ante el Valencia. En la voz nerviosa del presidente David Nieto (conocido aficionado colchonero) se notaba la trascendencia del momento y es  que la llegada de Julio César supone un antes y un después en la entidad morada.
Tras darle la bienvenida, hizo lo propio con el nuevo director deportivo, ya con todos los pronunciamientos, Puskas, jugador del CFPalencia en la temporada 1993-94, vasco de nacimiento, pero palentino de sentimiento. La agencia de representación de futbolistas, Soccer Sport International en la que trabaja se ha encargado de traer al brasileño a Palencia.
«Quiero agradecer la confianza en la directiva y en su director deportivo, Puskas. Para mí, venir a Palencia es un desafío. Creo en este proyecto», eran las primeras manifestaciones del técnico brasileño que debutará en un banquillo tras su anterior etapa de formación en el propio club merengue.
Parco en palabras, pero claro y contundente, aclaró que su contrato tiene validez «hasta final de temporada. Hemos quedado que cuando acabe nos sentaremos y hablaremos sobre la siguiente». Julio César no viene con la escoba, ni mucho menos. Los cambios se producirán de forma pausada. «Prefiero ir por etapas, no grandes cambios. Cada uno tiene sus ideas de cómo entender el fútbol, luego hay que desarrollarlas».
En pocos meses de diferencia, y con apenas cuarenta kilómetros de distancia, han llegado dos exjugadores brasileños del Real Madrid, Ronaldo (como presidente del Valladolid) y Julio César (entrenador del Palencia Cristo Atlético). «No tiene nada que ver, es una coincidencia. He venido aquí por Puskas. Sabía dónde estaba Palencia, pero no que había tan poca distancia con Valladolid», aclaró.
Junto a Julio César llega un preparador físico madrileño de confianza, Javier Lurueña, manteniendo todo el cuadro técnico anterior. Es posible que pueda hacer alguna incorporación. «He estado viendo vídeos del equipo, especialmente de los últimos seis partidos (los peores de la temporada) y creo que lo que tenemos es válido. Ayer (por el lunes) tuve la oportunidad de contactar con el grupo, es un equipo con juventud, con ganas. Es posible que se pueda incorporar algún jugador, un delantero. Ya veremos».
Es evidente que Julio César no ha venido a Palencia por dinero. «Vengo aquí porque supone un desafío, un reto para mí. Me gusta. El club está haciendo un esfuerzo importante y tenemos que corresponder». 
El objetivo es claro, el play-off. Los morados están situados a nueve puntos de alcanzarlo. «Son tres juegos (partidos), tres juegos (recalcó) y quedan 18 jornadas. Claro que se puede».
Lleva poco tiempo en Palencia, pero ya va conociendo el club. «Me ha gustado la disposición de todos, de los jugadores (algunos de ellos estaban presentes en la presentación), de la directiva, de los trabajadores del club. Todos están abiertos a colaborar y ayudarme. Me parece que hay alegría. Me ha encantado su comportamiento y el recibimiento que he tenido», manifestó.
Por fin conoció el campo y el césped. Su opinión sobre su estado levantó sonrisas. «Estamos en invierno». Es consciente que viene a un club con sus limitaciones, entre ellas el tener que entrenar de noche en campos de hierba artificial. «Es lo que tenemos. Otros también entrenarán así».
Lo que no le ha dado tiempo es a conocer Palencia. De hecho, no sabía el porqué el equipo lleva la denominación de Cristo. «¿Hay en Palencia un Cristo como el de Corcovado? No lo sabía.Mira, pues más cosas que tenemos en común», manifestó para concluir la rueda de prensa.
Inmediatamente, se puso manos a la obra sin perder más tiempo. Ya ha dado a conocer sus normas. Quiere hacer de la sede del club su oficina de trabajo. Su etapa como técnico comienza en Palencia y sabe que puede ser un gran trampolín».
abonos de la segunda vuelta. Cuando existen ganas, todo es posible. Ese es el slogan de la campaña de abonados de la segunda vuelta del Palencia Cristo Atlético que la directiva morada presentó ayer aprovechando la rueda de prensa de Julio César como nuevo entrenador.
Son diez los partidos que se podrán presenciar en esta segunda vuelta de la competición liguera por el precio de 90 euros (honor), 50 euros (adultos), 35 euros (pensionista y sub’23), 25 euros (juvenil) y 15 euros (infantil).
Esta campaña se desarrolla del 9 de enero al 10 de febrero.  Se puede formalizar en el Bar Noemar y Danisa Electrodomésticos y desde mañana, los jueves de 19 a 21 horas en el club (en las oficinas de La Balastera) o bien en la taquilla del estadio los días del partido. El pago debe hacerse en efectivo, al no disponer el club de datáfonos.