El Carrión, a penaltis

Alberto Moreno
-
El Carrión, a penaltis - Foto: Á“scar Navarro

Manu fue decisivo en una final igualada

Siempre hay un protagonista en cualquier final que se precie y en la del Interpueblos, como se conoce popularmente al Trofeo Diputación, no podía ser menos. El nombre propio fue Álvaro Manuel Matía, conocido por Manu. En la temporada pasada 2017-18 saltó a la fama en el fútbol provincial  al ser fichado por el Palencia Cristo Atlético. No tuvo muchos minutos, pero ya dio muestras de su calidad.
Su actuación fue determinante para que el Carrión se llevase el triunfo. ElParedes, que había dejado en la cuneta al gran favorito del torneo, el Becerril, lograba ponerse por delante en el marcador a los 20 minutos con dos goles. El choque, pese a todo, estaba siendo relativamente igualado, pero la efectividad de los paredeños fue letal, aprovechándose de los errores de su rival.
Parecía que podía ser un paseo triunfal para el Paredes, pero nada más lejos de la realidad. El Carrión, donde jugaba el jugador del BecerrilVaro, nunca se dio por perdido y logró empatar el encuentro antes de llegarse al ecuador del partido. Tres minutos mágicos con un protagonista, Manu, que fue la pesadilla paredeña.
Si la primera parte fue entretenida, principalmente por los goles, la segunda sobró. Los dos equipos estaban muertos físicamente. No dejan de ser jugadores amateur que apenas pueden entrenar, si lo hacen. Las llegadas fueron contadas por ambos lados, aunque en los instantes finales el propio Manu pudo evitar la prórroga, pero su disparo se estrelló en el larguero. El tiempo adicional fue un suplicio para ambos equipos. Treinta nuevos minutos de tortura física. Todo se decidió en la tanda de penaltis, donde el Carrión estuvo más certero para llevarse el título por 4-3.
Por otro lado, la selección regional amateur quedó apeada de la final tras perder por 1-2 ante el campeón ruso. El equipo arlequinado lo tenía todo a su favor para llegar a la final. Le bastaba con empatar ante un equipo rival sin opción alguna. El jugador del Palencia Cristo Atlético Dani Burgos logró equilibrar el partido, pero el tanto ruso en el minuto 87 apeó a los españoles. Álvaro y Abajo jugaron al final.