El tráfico viario y ferroviario, principal fuente de ruido

Carlos H. Sanz
-

El Ayuntamiento aprueba la actualización del mapa sonoro de la ciudad, que ahora se expondrá al público

El tráfico viario y ferroviario, principal fuente de ruido - Foto: Á“scar Navarro

El pleno del Ayuntamiento aprobó ayer por unanimidad la actualización del Mapa de Ruidos de la ciudad, que a partir de ahora se expondrá durante un mes para recabar alegaciones por parte de colectivos y ciudadanos.
Este documento recoge que la principal fuente de ruido al que están expuestos los vecinos de la capital es el tráfico viario, seguido del ferroviario y de la industria, aunque este último de forma insignificativa. 
Uno de cada cuatro vecinos de la capital está expuesto en sus casas durante las noches a un nivel de ruido por encima de los denominados objetivos de calidad acústica, es decir, los fijados por la ley como máximos en función del área en el que se encuentre una vivienda, y que varían entre los 45 y los 75 o más decibelios, es decir, entre el ruido equivalente a una calle poco transitada, y el generado por el tráfico de una ciudad, el límite a partir del que el ruido comienza a causar daños. 
La portavoz de Ganemos, Sonia Ordóñez, preguntó al equipo de Gobierno «hasta qué punto va a tener aplicación este estudio, ya que parece que todos los temas relacionados con el medio ambiente se están convirtiendo en un catálogo de planes sin fin, como ha sido el de movilidad».
Por su parte, la edil de Vox, Sonia Lalanda, consideró que es «ridículo» que se aplique de la misma forma la ley del ruido en las grandes ciudades que en las medianas, en las pequeñas o en los pueblos, ya que «el ruido que hay en Palencia es limitado» si se compara con el de Madrid.
Lalanda recordó que el estudio ha costado 40.000 euros, que «a lo mejor se podían haber destinado a incentivar la actividad económica de la ciudad». «De aquí a 60 años, si seguimos así, el único ruido aquí va a ser el de los grillos», apostilló.
«gravísimo incumplimiento». Por otra parte, el grupo municipal del PSOE consideró ayer «gravísimo» que el equipo de Gobierno haya incumplido la ley al contratar de forma verbal a la empresa Contenedores Castro por 23.000 euros para que asuma el servicio de recogida de papel y cartón.
«Este equipo de Gobierno está incumpliendo la ley. Está contratando de forma verbal y eso está prohibido», aseveró el edil socialista Carlos Hernández, que preguntó al equipo de Gobierno «quién ha negociado el precio del servicio» porque nadie sabe «ni cómo ni por qué se ha contratado a esa empresa». 
Preguntas y críticas que no obtuvieron respuesta por parte del equipo de Gobierno, al que el PSOE achaca «dejadez» y «abulia» porque «lo lógico es que cuando el contrato [con Gerepal] se hubiera trabajado en los pliegos del siguiente para que hubiera una continuidad sin traumas. Pero no», sentenció Carlos Hernández.
Los socialistas realizaron estas críticas durante el debate sobre la aprobación del reconocimiento de 20 facturas, 15 de ellas procedentes del anterior mandato, y sobre las que han vuelto a saltar las alarmas de los servicios técnicos porque, según el PSOE, «los gastos no se han tramitado correctamente ni se ha justificado que los precios se ajusten a los de mercado».
El PSOE advierte de que «no será partícipe de esta manera de trabajar» porque lo que podía entenderse como excepcional «se está agravando» y «esta forma de actuar despreciando a la ley se está asentando en la manera de trabajar del equipo de Gobierno».