Corporativos de estreno

Rubén Abad
-
Corporativos de estreno - Foto: Sara Muniosguren

Dieciséis diputados juraron el cargo y nueve prometieron. Hermida y Nevares fueron los únicos en salirse del protocolo

«Juro/prometo por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de diputado provincial con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado». Con esta frase pronunciada frente a un ejemplar de gran formato de la Constitución, estrenaron el mandato los veinticinco diputados que integran la corporación provincial. Una breve alocución que diez diputados pronunciaron por vez primera ante el público, mientras que los quince restantes eran ya veteranos en estos menesteres. 
De entre todos los representantes, dieciséis optaron por la fórmula de «juro», mientras que los nueve restantes prefirieron «prometer». En el primero de los grupos se sitúa la bancada popular al completo en el siguiente orden:José Antonio Arija, Miguel Abia (Sotobañado y Priorato), Urbano Alonso (Cervera de Pisuerga), Ángeles Armisén (Palencia), Luis Calderón (Paredes de Nava), María José de la Fuente (Baltanás), Gonzalo Mota (Villalobón), Juan Antonio Obispo (Villamuriel de Cerrato), Adolfo Palacios (Saldaña), Francisco Pérez (Becerril de Campos), Alfonso Polanco (Palencia), Jesús Sevilla (Aguilar de Campoo), Carolina Valbuena (Villaumbrales) y Javier Villafruela (Carrión de los Condes). A ellos se han de añadir el socialista Jesús Merino (Palencia) y el portavoz de Ciudadanos, Jorge Llanos (Grijota).
Por el contrato, optó por la vía de la promesa el resto de la bancada del PSOE: Jorge Ibáñez (Cervera de Pisuerga), Amador Aparicio (Villamuriel de Cerrato), Miguel Ángel Blanco (Dueñas), José Luis Gil (Ampudia), Mariano Martínez (Monzón de Campos), Juan Jesús Nevares (Husillos) y Gemma Sanfélix (Guardo). Misma fórmula empleó Milagros Bodero (Ciudadanos-Venta de Baños) yEduardo Hermida (Ganemos-Villamuriel de Cerrato).
De entre todos ellos, solo dos se salieron de la fórmula que establece el protocolo: Hermida y Nevares. El primero defendió un Estado republicano y el segundo adaptó su discurso para centrarse en los palentinos, que son en quienes debe centrar sus esfuerzos, al cien por cien, la institución.
Una vez que finalizaban su alocución, Arija, como diputado de mayor edad y presidente de la Mesa de Edad, impuso a los corporativos la medalla con el escudo histórico de la Diputación. Junto a ella, se les hacía entrega de una pequeña insignia que podrán lucir en la solapas de sus chaquetas. Pero no todos la aceptaron. Eduardo Hermida rechazó ambos distintimos, al igual que hizo en 2015.
Perfil de los diputados. La recién constituida corporación provincial tendrá más concejales que alcaldes. De hecho, de los veinticinco corporativos que la integran, el trece (el 52 por ciento) tienen encomendada esta tarea en sus respectivos ayuntamientos frente a los doce regidores.
La media de edad es de 48 años. Por debajo hay diez diputados, siendo Jorge Ibáñez (25), Carolina Valbuena (30) y Francisco Pérez (31) los más jóvenes. En el extremo opuesto están José Antonio Arija (76), Gonzalo Mota (73) y Jesús Merino (68).