El sonido de lo natural

A. Benito
-

Fernando Salamanca, colaborador en la organización de la Fiesta de la Música de Aguilar, integrante del colectivo Alerta Sonora y presidente de la Asociación José María Monzón comparte con Diario Palentino sus diez lugares favoritos

El sonido de lo natural - Foto: FOTO VICTORIA DÍAZ

1. Fiesta de la Música de Aguilar.  «Para mí es uno de los eventos más importantes de Aguilar. Es una fiesta única en cuya celebración se vuelca todo el pueblo. Todo se hace de forma desinteresada y eso favorece la unión entre los músicos y el público. El Día de la Música se conmemora el 21 de junio, caiga como caiga, y es una oportunidad única para disfrutar del panorama musical de la zona».


2. Pozo Lomas. «En mi opinión, es el lugar más emblemático de toda la Montaña Palentina. Además, es accesible y desde allí se puede llegar a cimas como Peña Prieta, Tres Provincias o el Pico Murcia. Debería ser obligatorio bañarse en ese pozo de origen glaciar ubicado a más de 2.000 metros de altura. El paraje es incomparable, por eso recomiendo llegar hasta él, disfrutar del entorno e incluso hacer noche allí».


3. ’Camino maravilloso’.  «Así llamo yo al recorrido que va por la Cascajera, el parque de San Roque, el paseo del Monasterio, los Cinco Caños, el puente de la presa, el punto limpio, Las Claras, la depuradora, Villaescusa de las Torres, el camino de la orilla contraria al río hasta el polígono, el colegio de los niños y el paseo del Loco. Se lo recomiendo a todo el mundo, vecinos y visitantes de Aguilar. Yo lo hago todos los días por la noche y en bicicleta. Es un lujazo y perfecto para ir con niños o con perros».


4. Camino de Salinas a Cervera en bici.  «Soy un defensor acérrimo del uso de la bici, por eso me encanta esta ruta que discurre al lado del río Pisuerga y junto a la vía del tren. Igual que la anterior, es totalmente segura y muy sencilla para ir tranquilamente con niños y perros. Está claro que este recorrido no es tan conocido como la Ruta de Calleja, pero es mucho más asequible e igualmente bonito. Se lo recomiendo a las personas que simplemente quieren disfrutar de un paseo en bicicleta».


5. Renedo de Zalima. «Si estoy viviendo en Aguilar de Campoo es gracias a la finca que compró mi padre hace 35 años en Renedo de Zalima. Este pueblo en el que pasé mi infancia y adolescencia, así como toda la cola del pantano me parecen alucinantes. Además, para gente que se quiera iniciar en la montaña, hay zonas de bosque y monte bajo súper chulas. En verano, otro atractivo es el puente de Villanueva del Río, que normalmente permanece oculto bajo las aguas del embalse».


6. Geoparque Las Loras.  «Hay zonas muy conocidas, como Las Tuerces o el cañón de la Horadada, pero el geoparque está lleno de rincones espectaculares. Es muy de agradecer la labor que ha hecho Argeol para ponerlo en valor. Lo mejor es que su extensión es enorme, por lo que cada día puedes descubrir algo nuevo. A los valores geológicos que encierra este espacio, hay que sumar unos paisajes increíbles y la oportunidad de encontrar lugares muy poco transitados».


7. Bosques y micelio de la Montaña Palentina.  «Como decimos un amigo y yo, el día que seamos alcaldes o presidentes del Gobierno declararemos ciudadanos de primera a todos los árboles del mundo. En la Montaña Palentina tenemos la gran suerte de contar con numerosos bosques en los que se pueden encontrar diferentes especies de árboles autóctonos y una enorme variedad y cantidad de setas. Dicen que el micelio es el ser vivo más grande del planeta, y en el norte de la provincia su presencia es asombrosa. Aquí se puede encontrar la práctica totalidad de las setas y hongos comestibles. También hay variedades tóxicas y venenosas, por lo que no es aconsejable cogerlas sin conocer. En cualquier caso, recomiendo a la gente que disfrute de su belleza y, sobre todo, que no las arranque por placer».


8. Paseo junto al río Carrión en Palencia.  «Muy recomendable. Es un paseo largo y muy bonito que permite a los transeúntes disfrutar de la naturaleza en plena ciudad. Me parece especialmente apropiado para familias, pero creo que es también un lugar muy interesante para cualquier tipo de público. En definitiva, otro sitio que me encanta y que recomiendo a todo aquel que se acerque hasta Palencia».


9. Curso alto de los ríos Carrión y Pisuerga.  «Pasear al lado de un río siempre es una buena elección. Los cursos altos del Carrión y del Pisuerga tienen una biodiversidad digna de contemplar. Sus aguas cristalinas permiten ver cangrejos, truchas comunes, nutrias... También hay un montón de garzas y mirlos acuáticos, lo cual demuestra la ausencia de contaminación».


10. Ermita de Santa Cecilia.   «Creo que es el templo más bonito de todo el románico palentino. Me encanta por su ubicación, pero también por su diseño. El hecho de estar enclavada en esa colina, a los pies del castillo de Aguilar, la hace única, pero también su arquitectura y su interior».