Dudas en torno al Brexit

A. Benito
-

Desde el 31 de enero, el Reino Unido es una nación independiente de la UE, ¿y ahora qué? Palentinos residentes en el país británico e ingleses que viven en la provincia comparten con 'DP' sus sensaciones en torno al proceso

Dudas en torno al Brexit

Tres años y medio después de que los ingleses votaran a favor de abandonar la Unión Europea, el Reino Unido se despertó el pasado 31 de enero siendo una nación independiente. El país británico puso así fin a 47 años de turbulenta relación con Europa y abrió un período de transición que se extenderá hasta  el 31 de diciembre. Durante este tiempo, ambas partes tendrán que negociar cómo va a ser su futura relación, un proceso que podría terminar con la ratificación de un nuevo acuerdo comercial o con la desaparición de cualquier tipo de alianza. 


De los 33.551.983 votos válidos que se registraron en el referéndum del 23 de junio de 2016, 17.410.742 (51,9 por ciento) fueron favorables a abandonar la Unión Europea y 16.141.241 (48,1 por ciento) contrarios a salir en ella. La participación fue del 72,2 por ciento y, por naciones, el sí al Brexit ganó en Gales e Inglaterra (52,5 y 53,4 por ciento) y fracasó en Escocia e Irlanda del Norte (38 y 44,2 por ciento), agudizando aún más la división del país. Pero, ¿cómo viven este proceso los palentinos que residen en el Reino Unido y los ingleses que están en la provincia? Este periódico se ha puesto en contacto con cuatro jóvenes, inmigrantes en uno y otro país, para conocer sus sensaciones y opiniones en torno a un tema del que aún no se sabe mucho.  

 

Dudas en torno al BrexitDudas en torno al Brexit

Erin Barnes tiene 21 años y aunque es de Bournemouth, en el condado de Dorset, desde hace cinco meses vive en Aguilar, donde trabaja como profesora de inglés. «Decidí mudarme a España por razones personales, siempre he querido vivir fuera del Reino Unido, pero también porque creo que la situación allí solo puede empeorar», señala la joven.  De sus palabras se deduce que no está de acuerdo con el Brexit. «Creo que se manipuló a las personas de la clase baja haciéndoles creer que los inmigrantes les estaban quitando ayudas y también votaron muchos ancianos que ni siquiera tendrán la oportunidad de ver el resultado», continúa, a la vez que explica que cuando vivía en el Reino Unido el tema era bastante tabú. 


Con respecto al futuro, Erin Barnes indica que, de momento, no hay nada en claro. «Es posible que en muchos años todo esto tenga un resultado positivo, pero también estoy segura de que mi generación no estará ahí para experimentarlo. El aumento de los impuestos, los problemas de vivienda, los recortes en medicina y médicos o la importación de productos tendrán un impacto extremo en los ciudadanos que viven allí, británicos y extranjeros», añade. Al mismo tiempo, defiende que los ciudadanos británicos han sido alimentados con muchas mentiras. «Desde 2016, muchas personas han cambiado su opinión sobre el Brexit y ahora, si se celebrara un nuevo referéndum, el resultado sería muy diferente. Pero nuestro primer ministro es reacio a permitir que eso suceda», critica. 


A Deborah Cuevas, la búsqueda de empleo la llevó hace dos años y medio hasta Escocia. Allí cursó un máster y desde julio de 2018 vive en Canterbury, en el estado de Kent, al sureste de Inglaterra. «Trabajo en una empresa de traducción y, por el momento, no tengo pensado moverme de aquí», señala esta joven de Salinas de Pisuerga. «Mi sensación es que no son solo las personas más mayores, también hay mucha gente joven a favor del Brexit. La noche del 31 de enero vi gente de todas las edades celebrando la salida de la UE», asegura la traductora, que no cree que todo esto sea una cuestión de odio hacia los europeos, sino «un deseo de que nadie les mande».

Dudas en torno al BrexitDudas en torno al Brexit


Eso sí, la joven reconoce que, como en casi todos los países, existe un «doble rasero» a la hora de tratar a los inmigrantes. «Yo solo he vivido una situación incómoda con un hombre que estaba ebrio y se metió conmigo al oírme hablar en español, pero sí que es cierto que el racismo es ahora más evidente con las personas que no son blancas o con quienes tienen un empleo cuya categoría es considerada inferior», apunta Deborah Cuevas.


Por último, la joven indica que, por el momento, ha solicitado un permiso de residencia temporal que le permitirá quedarse otros cuatro años en el país. «Después de eso tendría que pedir la residencia permanente, pero en principio, los que estamos aquí no deberíamos tener ningún problema. En cualquier caso, habrá que ver cómo se cierran los acuerdos», explica.


Rodrigo Martín es de Aguilar de Campoo, aunque vive en el Reino Unido desde 2013, donde trabaja como ingeniero civil para una empresa holandesa. «Inglaterra siempre me llamó la atención como destino, por su cultura y porque quería aprender inglés», indica. En su círculo de amigos es palpable el «descontento» ante el Brexit. «Sin embargo, la mayoría de la gente ha manifestado que quiere abandonar la UE, los resultados así lo demuestran y contra eso poco se puede decir», explica.

Dudas en torno al BrexitDudas en torno al Brexit


A pesar de todo, el ingeniero aguilarense no ve motivos ni para preocuparse, ni tampoco para abandonar el país. «Mientras no me echen, no tengo idea de volver a España por esta razón», continúa, al tiempo que apunta que los comentarios a favor del Brexit obedecen a la buena posición de la que goza Inglaterra con respecto al resto de Europa, que hace sentirse a la gente confiada. «No es algo que haya oído, pero es una energía que se percibe y se aprecia en la pasividad. Hay personas que critican este proceso, pero no se mojan demasiado y las acciones son mínimas», añade. 


Con respecto a si ha vivido situaciones incómodas por el hecho de ser inmigrante, Martín señala que «rara vez», dado que el Reino Unido es un país «muy acostumbrado a las culturas». Finalmente, recuerda con cariño su participación en las manifestaciones que tuvieran lugar después de que Boris Johnson accediera al país y suspendiera el parlamento. «Sentí la unidad de los pocos que éramos y reacción frente a lo que estaba pasando, que ya tocaba», asegura. 


Saira Iqbal es otra de las mujeres que ha decidido compartir con DP su opinión respecto al Brexit. Es profesora de inglés y reside en Prádanos de Ojeda desde hace seis años, aunque procede de Luton, al sur de Inglaterra. No votó en el referéndum porque cuando le llegó  la carta no pudo cumplir con la fecha límite. Por eso no tuvo oportunidad de manifestar su rechazo a una propuesta que, a su juicio, está dividiendo a su país. 

Dudas en torno al BrexitDudas en torno al Brexit


«Por el momento, la información sobre lo que va a ocurrir es muy escasa. Existe mucha incertidumbre sobre cuáles serán los efectos reales del Brexit», explica la joven, que tampoco se atreve a pronunciarse sobre lo que podría ocurrir en territorios como Escocia o Irlanda del Norte. «Intento seguir las noticias y los medios. También a través de amigos y familiares en el Reino Unido que me actualizan la información o en sitios web para personas que viven en el extranjero», añade.


Finalmente, la joven indica que el Brexit ha sido una «desafortunada» salida de la UE. «Esperamos que haya algo bueno para el futuro del Reino Unido por venir. Por ahora, esperaremos más información sobre el proceso, pero imagino que pasarán algunos años antes de que las cosas se resuelvan», concluye.