IU se querella contra el PP por posible prevaricación

A. Benito
-
IU se querella contra el PP por posible prevaricación

El grupo considera que el equipo de Gobierno de Aguilar podría haber incurrido en una "conducta prevaricadora" al modificar la clasificación del suelo en el que se ubica San Juan de Dios y no haber solicitado su reversión tras el cese de la actividad

IU ha decidido querellarse contra el PP de Aguilar al considerar que el equipo de Gobierno podría haber incurrido en una «conducta prevaricadora» al modificar la clasificación del suelo en el que se ubica el Centro de San Juan de Dios y no haber solicitado la reversión de la parcela y el edificio tras el cese de su actividad. 


«Tenemos constancia de que la querella ha sido admitida a trámite y de que la alcaldesa, junto a tres concejales del Partido Popular deberán declarar el 26 de marzo y el resto lo harán el 9 de abril», indicó ayer Alberto García, portavoz de la agrupación en el Consistorio norteño, que junto al coordinador provincial, Félix Iglesias, ofreció ayer una rueda de prensa en Aguilar.


«Para IU, tomar medidas jurídicas representa un esfuerzo económico y de medios muy grande, puesto que somos un partido modesto, pero a pesar de ello, anteponemos lo que creemos que es de justicia sobre el rédito político que se pueda sacar de esta acción», indicó García.


Este también aseguró que, desde su partido, lucharán por la anulación de un acuerdo «que se fundamenta en una conducta prevaricadora para que se pueda solicitar la reversión y los vecinos y vecinas de Aguilar puedan recuperar un edificio con un fin social que les beneficiaba y les puede beneficiar en el presente y en el futuro».


Iglesias, por su parte, recordó que no es lo habitual que IU tenga que llegar al punto de presentar una querella judicial. «Normalmente lo remitimos a la Fiscalía para ver si puede intervenir directamente, pero en este caso y a pesar de que hemos ido dando los suficientes avisos, no nos ha quedado más remedio que denunciar lo que consideramos una ilegalidad manifiesta», señaló al respecto.


En este sentido, la agrupación considera «un atropello político y un ataque indiscriminado contra el patrimonio de los aguilarenses» el que los ediles del PP hayan «antepuesto» los intereses de una entidad privada a los derechos de los ciudadanos, «facilitando a la Orden de San Juan de Dios el poder de especular y lucrarse con un terreno que le fue vendido en condiciones ventajosas». 


Dicen también sus representantes que, de esta forma, «se ha perdido por siempre la opción de que el edificio vuelva a pertenecer al Ayuntamiento, ya que el valor que puede alcanzar la parcela con la modificación de la clasificación del suelo aprobada por el PP en pleno, subirá exponencialmente, siendo inútil la opción que le quedaría al Consistorio de tanteo y retracto».


ANTECEDENTES. Con respecto al caso, cabe recordar que el Ayuntamiento de Aguilar vendió la parcela a la Orden de San Juan de Dios en 2005 en condiciones ventajosas, concretamente a un 40% de un valor de tasación pública con un fin concreto: la construcción de un edificio para la atención a enfermos psicogeriátricos. Para ello, se firmó un contrato con clausulas dirigidas al mantenimiento del fin social  durante 50 años y a la protección del terreno público frente a una posible especulación. 


«La Orden, no obstante, cesó su actividad en 2015, aunque no lo comunicó hasta 2018, y el PP de Aguilar ha decidido interpretar el contrato de una manera que contraviene los derechos de los vecinos y vecinas de la localidad: omitiendo la opción de pedir la reversión de la parcela», aseguran desde IU a la vez que añaden que, «es tal el subterfugio, que no se hace mención a esta alternativa en ninguno de los escritos o declaraciones formulados por la alcaldesa y por el resto del equipo de Gobierno, ni en un informe de Secretaría, a la sazón jurídico, en el que tampoco hay referencia a esta opción».


En base a todo esto, los concejales del PP votaron en uno de los últimos plenos de 2018 a favor de la modificación de la clasificación del terreno en el que se encuentra el edificio. Una medida que contó con el voto en contra de todos los miembros de la oposición.