Bomberos tasa en 417.528 € el servicio en la provincia

Carlos H. Sanz
-

La cifra es superior a los 383.000 euros que exige el Consistorio y más del doble de los 171.200 que quiere pagar la Diputación

Bomberos tasa en 417.528 € el servicio en la provincia

El servicio de extinción de incendios, salvamento y otras emergencias que prestan los bomberos de la capital en la provincia suponen un coste total anual de 417.528,42 euros. La negociación entre el Ayuntamiento de la capital y la Diputación para cerrar un acuerdo  en materia de colaboración entra desde hoy en unas semanas claves, y esta cifra está llamada a marcar el camino del entendimiento.
Aunque se han acercado en los últimos días, las posturas entre el Consistorio y la institución provincial para fijar la cantidad que esta última debe abonar a la ciudad por la prestación de servicios en la provincia, están lejos del acuerdo por las pretensiones económicas de una y otra institución.
Desde el número 1 de la calle Burgos se lucha por renovar las condiciones actuales, es decir, por abonar 171.200 euros, pero el Ayuntamiento considera que esa cantidad es insuficiente y exige más del doble, 382.923,04 euros, concretamente.
En este punto de la negociación, en la última reunión mantenida por los técnicos del Ayuntamiento y de la Diputación se acordó la redacción de un informe sobre el coste total anual del servicio que presta el Consistorio en la provincia.
Es en ese documento, firmado por el jefe de Intervención del Parque de Bomberos, en el que figura la cifra de 417.528,42 euros, un montante superior al exigido desde septiembre, cuando comenzó la negociación, por parte del Ayuntamiento.
Es ese convenio el que regula la prestación del Servicio de Extinción, Prevención de Incendios y Salvamento en una área territorial determinada de la provincia, atendiendo a la tipología de intervenciones y tiempos de respuesta. 
Por este servicio, la Diputación paga una cantidad anual que para este año, tal y como se ha señalado antes, se cifró en 171.200 euros, aunque desde el Ayuntamiento se reconoce que «no existe una cuanficación previa de los costes que genera este servicio». Ahora sí existe, y para calcularla se parte de que para un funcionamiento normalizado, en el caso de los efectivos de intervención, se necesitan 10 u 11 bomberos diarios.
los cálculos. Así, según el informe del jefe de Intervención, cada vez que los bomberos salen a la provincia, sin tener en cuenta la importancia o dimensión del siniestro, la dotación mínima es de un mando -un sargento de Intervención o un cabo especialista- un bombero conductor especialista y cuatro bomberos especialistas. 
A esto hay que sumar el hecho de que por la falta de personal, cada vez que el Sepeis sale a la provincia se avisa a al menos otro mando para la cobertura de la capital, por lo que para compatibilizar la cobertura de la capital y la provincia son necesarios un mínimo de 13 efectivos diarios, contabilizando un total de al menos 65 cuando en la actualidad hay 46 bomberos a los que próximamente se sumarán otros siete.
Al hacer los cálculos, se tiene en cuenta que el coste por jornada de un mando es de 888,73 euros; de un conductor 694,81 y de un especialista 768,18. La suma hace que el coste anual del personal por la prestación del servicio en la provincia ascienda a 366.530,86 euros anuales.
En cuanto al material, se necesita al menos un vehículo autobomba, así como diversos material y equipación. Para calcular el coste del mantenimiento y conservación de vehículos se han tenido en cuenta las salidas que se realizaron el año pasado al término municipal (682) y a la provincia (124), y que generaron gastos de 68.000 en el primer caso y de 10.124,06 en el segundo. 
El coste de la equipación necesaria para que los efectivos desarrollen su actividad asciende a unos 3.706,5 euros al año en concepto de ropa de trabajo y equipos de protección de lluvia, ataque al fuego y técnico. En total, los gastos corrientes suponen 13.830,56 euros al año.
Finalmente,  respecto a la amortización de los vehículos destinados a intervención (autobombas, autoescala y carros de actuaciones técnicas», el Ayuntamiento calcula un coste de unos 37.167 euros anuales, según el informe.

 

124 intervenciones en la provincia en 2018 y el mapa de actuación sobre la mesa

Según la memoria de actuaciones del Parque Municipal de Bomberos durante 2018, la última disponible, el Sepeis registró 124 intervenciones fuera de la capital durante ese año.37 de ellas tuvieron que ver con animales, 18 con incendios de maleza, rastrojeras, etc.; 11 con incendios de vehículos y 10 con accidentes de tráfico.
En lo que va de siglo, el Sepeis calcula 1.600 intervenciones en la provincia, frente a 10.779 en la capital, siendo 2018 el que registró un mayor número de salidas.
La intervención del Parque de Bomberos del Ayuntamiento de Palencia en la provincia se realizará en función de las zonas de actuación que están recogidas en el convenio firmado entre ambas instituciones. Esa delimitación está también sobre la mesa de negociación del Consistorio y la institución provincial, conscientes de que más pronto que tarde la Junta concretará cuál debe ser el papel de los bomberos profesionales y qué responsabilidades tienen los parques fuera de su ámbito geográfico de actuación.
El objetivo es cambiar el actual mapa que marca la actuación de los bomberos de la ciudad para que sea más práctico y polivalente, y que diferencia tres zonas. La primera, son los municipios limítrofes a la capital, donde el parque cubre todos los siniestros excepto los incendios agrícolas, que son responsabilidad de los parques comarcales, conformados en la provincia por bomberos voluntarios. Estos municipios son Autilla del Pino, Grijota, Santa Cecilia del Alcor, Dueñas Husillos, Villamuriel, Fuentes de Valdepero, Magaz y Villalobón.
En la segunda zona se incluyen los términos municipales a 22 minutos de la capital (Amusco, Monzón, Venta de Baños, Villamartín...), donde el Parque de Bomberos cubre incendios en zona urbanizada, de carácter industrial, de vehículos, accidentes de tráfico y salvamento a personas. El resto recae en los comarcales.
Y la tercera, el resto de la provincia, en la que intervendrá en incidentes con materias peligrosas. El acuerdo marca también el procedimiento, que comienza por la noticiación del 112 a la Diputación y el Consistorio de los siniestros.