Dos autoescuelas de la capital palentina, entre las 100 más efectivas de España

Carlos H. Sanz
-
Dos autoescuelas de la capital palentina, entre las 100 más efectivas de España - Foto: Luis López Araico

Son la 'Autoescuela Guardo', ubicada en la calle del Doctor Cajal; y la 'Autoescuela Castilla', en la avenida de Santander

 
 
Las autoescuelas de la capital palentina Guardo (calle Doctor Cajal, 3) y Castilla (avenida de Santander, 7) pueden presumir de sus resultados. Las dos están entre las 100 con mejores tasas de éxito en los examenes teóricos y prácticos del carné de conducir de toda España.
Al menos así se recoge en un estudio realizado por la consultoría Pons Seguridad Vial, que ha recopilado datos  de la Dirección General de Tráfico sobre los resultados de los exámenes realizados en 2015 de entre 6.000 autoescuelas de toda España.
Destacable es el hecho de la Autoescuela Guardo, que no sólo está entre las 100 mejores del país, sino que se sitúa en el octavo puesto del ranking nacional, con una tasa de éxito en el examen teórico del 88,82 por ciento. De los 135 alumnos que se presentaron al test para obtener el carné de conducir durante 2015, aprobaron 113. Es la  que mejores resultados presenta en Castilla y León.
Juan Carlos Oliver, profesor de esta Autoescuela, asegura que no hay secretos. «Mucho trabajo, mucho esfuerzo, motivación y sobre todo apoyo a los alumnos, un minuto tras otro», señala.
Para Oliver, «apuntarse a una autoescuela no garantiza el aprobado». «Un carné hay que trabajarlo mucho; la normativa ha cambiado y los métodos de enseñanza también. El alumno tiene que venir contento, así que hemos renovado la metodología de enseñanza», explica.
La otra autoescuela situada entre las 100 primeras del país es Castilla, que ocupa el puesto septuagésimo sexto del ranking, con una tasa de éxito del 65,78%. Con 301 presentados, registró 198 aptos, 109 en primera convocatoria.
Sergio Bahillo, profesor de la Autoescuela Castilla, asevera que este porcentaje «depende mucho de los alumnos». «No obstante, el secreto está en preocuparse por la gente, en estar pendiente de ellos y ayudarles en lo que se pueda. Cuando alguien se preocupa por una buena enseñanza da resultados», comenta.