Irán alcanza niveles históricos de enriquecimiento de uranio

Europa Press
-
Irán alcanza niveles históricos de enriquecimiento de uranio - Foto: IRANIAN PRESIDENCY OFFICE HANDOU

Las autoridades del país confirman que han superado los límites firmados en el acuerdo de 2015 y se sitúan en el 4,5 por ciento. Teherán sostiene que alcanzar el 20 por ciento es una opción real

Irán ha alcanzado un nivel de enriquecimiento de uranio del 4,5 por ciento, según informó hoy el portavoz de la Organización de la Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandí.
Kamalvandí dijo que "actualmente el nivel del enriquecimiento de uranio ha alcanzado un 4,5 por ciento" y aclaró que de momento este nivel satisface la necesidad de producción de combustible para los reactores del país, precisó la agencia oficial iraní de noticias IRNA.
"Para la producción de combustible para las centrales de energía se utilizan diversas riquezas hasta un máximo del 5 por ciento o menor", detalló Kamalvandí.
El dirigente explicó que "la medición exacta de la riqueza del combustible debe llevarse a cabo por la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA)".
Irán y las seis grandes potencias mundiales (Francia, el Reino Unido, Alemania, China, Rusia y EEUU) alcanzaron un histórico acuerdo en 2015 por el que Teherán se comprometía a limitar su programa nuclear para no poder desarrollar a corto plazo una bomba atómica, a cambio de facilidades económicas y comerciales.
En mayo de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó la salida de EEUU del acuerdo nuclear y volvió a imponer sobre la economía iraní todas las sanciones que había levantado con el pacto, incluidas las que pesan sobre el sector petrolero.
Los países europeos e Irán acordaron permanecer en el acuerdo a cambio de que el resto de los firmantes apoyen el deseo de Teherán de poder acceder a los mercados internacionales.
Irán, después de un año y tras no verse compensado por mantenerse dentro del acuerdo, comenzó a reducir sus compromisos y ayer implementó la segunda fase de esa retirada, que era la de superar el límite del nivel del uranio enriquecido, que en el acuerdo se había determinado en un 3,67 por ciento