Buenos datos de dependencia

DP
-

El 98,54% de las personas dependientes con derecho a prestaciones ya las reciben. El porcencentaje es casi 18 puntos superior a la media nacional. 7.920 perceptores suman 10.964 ayudas

Buenos datos de dependencia - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Por dependencia se entiende el estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones de edad, enfermedad o discapacidad, junto con la falta o pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o de ayudas importantes para realizar las actividades básicas de la vida diaria; o en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, necesitan de otros apoyos para su autonomía personal.
 En Palencia, con 8.037 personas con derecho a prestación, la tienen concedida 7.920, es decir, el 98,54%, un porcentaje superior en casi 18 puntos a la media nacional, que es del 80,90%. Por el contrario, las personas que esperan recibir su prestación suponen el 1,46% del total, inferior, asimismo, en casi 18 puntos a la media nacional (19,10%). 
Esas 7.920 personas dependientes acumulan un total de10.964 prestaciones. El 28% de ellas, 3.070,  son económicas vinculadas a la adquisición de un servicio del catálogo. 1.751, es decir el 15,97%, son de ayuda a domicilio. 
Tras las mencionadas se sitúan las prestaciones relacionadas con la prevención de la dependencia y promoción de la autonomía personal, que suman 1.385 y que suponen el 12,63% del total.  Para teleasistencia son 974 (8,88%), para centros día/noche  879  (8,02%) y para atención residencial 876 (7,99%). 
 Las prestaciones económicas pueden ser para cuidados en el entorno familiar, de asistencia personal y vinculadas a la adquisición de un servicio. Como se ha señalado con anterioridad, el 28% de las 10.964 corresponde a estas últimas. El 17,92% (1.965) a las de carácter excepcional cuya finalidad es la de contribuir a la cobertura de gastos derivados de la atención prestada en su domicilio a quien se encuentra en situación de dependencia por persona de su familia o de su entorno que no estén vinculadas entre sí por un servicio de atención profesionalizada y siempre que se den condiciones adecuadas de convivencia y de habitabilidad de la vivienda. 64  (0,58%)  son las prestaciones económicas de asistencia personal.
En la provincia se contabilizan a 31 de octubre 7.920 personas dependientes con prestaciones reconocidas, de las que 3.449 tienen su domicilio en la capital y 4.471 en el resto de municipios.
El pasado año se cerró con 7.247 personas con derecho a prestación (8.037 al finalizar octubre de este año) y 7.129 con ellas concedidas (7.920), que aglutinan 10.048 ayudas (10.964). Según los datos, a 31 de diciembre del ejercicio anterior, el 98,37% de las personas dependientes con derecho a ayudas las percibín, un dato superior en casi 18 puntos a la media nacional, 80,83% (98,54% al finalizar el pasado octubre).
En relación con las personas reconocidas como dependientes severos y grandes dependientes, grados II y III, los datos del Imserso señalan que, en el pasado octubre, en Castilla y León se atendió al 99,12% de los que tienen reconocido esos. Esto supone que, mientras en el conjunto del país la lista de espera es del 11,94%, en la Comunidad es prácticamente no existe. Igualmente, si se hace referencia al grado I, incorporó al 97,77% de dependientes, muy por encima de la media nacional que se sitúa en el 66,71%, lo que, asimismo, pone de manifiesto que tampoco puede hablarse de lista de espera cuando en el global es del 33,29%.