La ola de calor aumenta el consumo eléctrico

Laura Illana
-

Los 39 grados registrados ayer superan el récord que mantenía desde el 29 de junio de 1950 con 38,4

La ola de calor aumenta el consumo eléctrico - Foto: Sara Muniosguren

La ola de calor en la que se encuentra casi la totalidad de la península ibérica alcanzó ayer en la provincia los 39ºC encontrándose en riesgo importante, solo por debajo del riesgo extremo (temperaturas superiores a los 42ºC). 
La ciudadanía tuvo que hacer frente a la ola de calor siguiendo las recomendaciones que dio la Junta de Castilla y León a través del portal de Salud. Las altas temperaturas no solo suponen una serie de efectos secundarios en el organismo sino que también un gasto para los bolsillos. Según los últimos datos contrastados de la compañía eléctrica Iberdrola, la provincia de Palencia incrementó un 4,9% la demanda de electricidad el pasado jueves con 2,893 megavatios hora en relación al de una semana antes, que registró 2,752 megavatios hora. Esto se debe al mayor uso de los sistemas de aire acondicionado para tratar de paliar la ola de calor. 
Gracias a Red Eléctrica de España que permite la posibilidad de hacer un seguimiento de la demanda en ámbito nacional, se comprobó como Palencia al igual que la totalidad de la península incrementó la demanda de energía eléctrica de 33,140 megavatios en su máximo diario de hace una semana a 37,236 el pasado jueves y 38,175 megavatios ayer. Esto supone un aumento de 5,035 megavatios más al día y por lo tanto una media de un 13,2 por ciento más. 
A pesar de que la forma de la gráfica es similar durante todos los días, se puede observar que tras la llegada de la ola de calor el pasado martes, la curva no ha parado de sufrir cambios con picos de máximo consumo en las horas punta del día, entre las 11 de la mañana y las 6 de la tarde, descendiendo significativamente a partir de las 11 de la noche. En ese momento el consumo de energía se equiparó al máximo demandado un día normal. 
SANIDAD

Tanto la Junta de Castilla y León como los servicios médicos no han comunicado ninguna cifra acerca  de los posibles ingresos o atenciones hospitalarias lo que supone una buena noticia para toda la sociedad. Pese a que la mayoría de las personas se ven obligadas a seguir con su rutina de trabajo y sus actividades del día a día el conjunto de medidas que se deben tener en cuenta como una mayor hidratación, la reducción de la actividad física, el uso de ropa ligera o salir de casa a horas en las que haya un descenso de las temperaturas, son necesarias para evitar que las personas, sobre todo mayores, discapacitados o niños sufran desmayos, golpes de calor o calambres.  
Por lo demás, según las estadísticas de la Agencia Estatal de Meteorología, Palencia con los 39 grados registrados superó el récord de temperatura máxima del mes de junio ya que la temperatura máxima absoluta de este mes fue registrada por última vez el 29 de junio de 1950 con 38,4ºC. Además estaría rozando el nivel anual histórico que hasta este momento se encontraba en el día el 19 de julio de 1990 con una temperatura de 40ºC. 
Durante este fin de semana las temperaturas máximas se mantendrán sin grandes cambios aunque superando de manera puntual los 40 grados.  De cara a la próxima semana se espera un claro descenso de las temperaturas tanto las máximas como las mínimas. Además las posibles precipitaciones que se produzcan en el norte de la península podrían llegar hasta aquí.