Para los muy fans

Laura Burón
-
para los muy fans - Foto: Á“scar Navarro

El Salón del Manga y el Cómic de Palencia abre sus puertas este fin de semana en horario de 10 a 21 horas de forma ininterrumpida para ofrecer a los aficionados a estos géneros un amplio programa de actos

La séptima edición del Salón del Manga y el Cómic de Palencia abrió ayer sus puertas en el frontón municipal Eras de Santa Marina para albergar durante dos intensos días una amplia variedad de actividades sobre una superficie de más de 1.000 metros cuadrados. 
El evento, organizado por la Asociación Juvenil Akihabara, ha conseguido consolidarse como una cita marcada en el calendario de los fans del mundo de la viñeta, superando los 1.000 visitantes en la pasada edición.
Un año más, se ofrecerán numerosas actividades gratuitas incluidas en el precio de la entrada, tales como torneos de videojuegos, videoconsolas para juego libre, demostraciones y partidas de juegos de mesa, demostraciones de juegos de cartas coleccionables, concursos de cosplay y de baile, actuaciones de K-Pop, yincanas, softcombat, charlas y encuentros con artistas invitados, así como talleres de dibujo y cosplay.
A todo esto hay que añadir la presencia de puestos de venta de merchandising, cómics y videojuegos, procedentes de Palencia, León y Valladolid. En este sentido, la organización siempre cuida que el número de expositores sea el adecuado y que el material, además de original, sea distinto en la medida de lo posible para evitar la saturación y que cada puesto de venta tenga su mercado. Muchos de estos expositores repiten año tras año, forjando una relación personal además de profesional con este evento.
Para complementar esta amplia oferta no se puede ha incluido el Artist Alley (o callejón de artistas), dedicado a los puestos de artesanía y de ilustración, en los que se apuesta especialmente por los artistas próximos a la provincia, como por ejemplo, Jesse Dixium de Valladolid o Mianfero Dioramas de Burgos, entre otros.
El Salón del Manga y el Cómic se ha caracterizado por tener un marcado carácter familiar, buscando dejar satisfecho tanto al visitante como a los stands y colaboradores que participan cada año. «Que el visitante que paga su entrada sienta que ha merecido la pena el desembolso aunque el precio sea bajo. Los organizadores, como fans también, intentan ofrecer lo que quieren encontrarse en este tipo de eventos, huyendo de la masificación de tiendas con material similar, los precios abusivos en la comida y la bebida o la ausencia de actividades destacadas», explican desde Akihabara.
precio de las entradas. Una de las novedades de esta edición es el aumento en el precio de la entrada, que pasa de los dos euros de la pasad edición a los tres, «debido al incremento de gastos y la comparación con otros eventos similares de menor índole y mayor coste». Los visitantes también podrán comprar bonos de varios días, que supone un pequeño ahorro en comparación a las entradas individuales.
Aún así, la entrada seguirá siendo gratuita para los menores de 12 años durante los tres días del evento, siempre y cuando acudan acompañados por un adulto.
«Nuestro objetivo siempre ha sido ir creciendo año tras año de una forma sostenible y que a la vez permita consolidarnos en el tiempo como una cita ineludible y remarcable donde poder disfrutar de estas aficiones», explican en un comunicado desde la Asociación Juvenil Akihabara.