scorecardresearch

750 euros por hijo menor de 3 años a padres para conciliar

SPC
-

El presidente de la Junta presenta el nuevo Plan Familias que incorpora 57 medidas, con una inversión de 75 millones, y prestará especial atención a las que viven en el medio rural

Alfonso Fernández Mañueco (d) e Isabel Blanco (c), durante la presentación del nuevo Plan Familias ayer en Ávila. - Foto: Ricardo Munoz Martin

Castilla y León ofrecerá  750 euros por hijo menor de tres años a las familias cuyos progenitores trabajen para compensar los gastos derivados de la guardería, los cuidadores o los «canguros» de menores de hasta tres años. El Bono Concilia, que arrancará con un presupuesto de tres millones de euros, estará disponible este mismo año, como una de las nuevas medidas para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral incluida en el PlanFamilias de Castilla y León presentado ayer  por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Un proyecto que se enmarca dentro los compromisos de legislatura y que incorpora 57 acciones, con un presupuesto de 75 millones, para otorgar más ayudas y que sean más accesibles, especialmente a las más necesitadas, entre ellas las del medio rural, las numerosas, las monoparentales y las de acogida.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico explicó que el nuevo plan, que se dirige a las 300.000 familias de Castilla y León con hijos menores de 25 años, se completa con el nuevo portal web, que supone para el presidente un «cambio de filosofía», pues pretenden ser una herramienta «viva», un instrumento que se vaya «actualizando y modernizando», para que las familias puedan conocer todos los apoyos disponibles, los plazos, cómo solicitarlos con un «solo clic». Además, destacó la extensión del programa Crecemos, dirigido a los niños hasta tres años, a todos los municipios donde exista demanda, con una previsión de alcanzar las 300 poblaciones. También se amplía el Programa Conciliamos, que este verano se ampliará a todas las localidades que lo soliciten si logran reunir, al menos, a «cinco chavales».

Estas iniciativas, remarcó Fernández Mañueco, beneficiará especialmente a las familias del medio rural, lo que supone además continuar el «camino» iniciado en «etapas anteriores». Además, aprovechó para hacer un reconocimiento al papel que hacen a la sociedad, sobre todo, en la lucha contra la despoblación, por lo que sentenció que son un «apoyo fundamental e imprescindible».

Detalles del Plan

Los apoyos incorporados al Plan Familias se estructuran en cuatro bloques. El primero concentra las políticas de fomento de la natalidad, con ayudas e incentivos fiscales por nacimiento, adopción y a las familias numerosas, y su impacto se cifra en más de 29,6 millones. El segundo aglutina los programas y servicios de conciliación de la vida personal, familiar y laboral, cuyo presupuesto se incrementará el 11% este año, en el marco del nuevo Plan Familias, hasta superar los 29 millones. En el tercer eje tienen cabida las medidas para favorecer la educación de las familias, donde se incluyen los programas de gratuidad de libros de texto o las ayudas para la adquisición de dispositivos digitales, que suman más de 10,3 millones. Finalmente, en el cuarto apartado se encuentran las políticas de vivienda, centradas en las ayudas a la compra y alquiler, que ascienden a más de 7,1 millones.

«La Junta protege a las familias de esta tierra», sentenció Mañueco, quien recordó que hoy se celebra el Día Internacional de las Familias, «en plural» porque se refirió a todos los tipos. Además, remarcó que en el nuevo Plan se han atendido «muchísimas propuestas» de distintos colectivos y asociaciones y que cumplen con su compromiso y con la demanda de la sociedad de proteger a las más necesitadas.

Medidas muy amplias

El presidente reiteró que son «medidas muy amplias», debido a que Castilla y León es una comunidad que tienen entre sus valores «el apoyo fiscal más importante» a las familias, a lo que añadió la eliminación en la práctica del Impuesto de Sucesiones y Donaciones de padres a hijos y entre cónyuges, un elemento importante para apoyar a su juicio a las familias y la pervivencia de los negocios familiares. Por último, tuvo palabras de agradecimiento para las 700 familias de acogida de la Comunidad por el ejercicio de solidaridad que hacen, por lo que destacó merecen también un reconocimiento en el plano económico y en el afectivo.