Hazard guía al Chelsea hacia su segunda Liga de Europa

Europa Press
-
Hazard guía al Chelsea hacia su segunda Liga de Europa - Foto: LEE SMITH

El belga, deseado por el Real Madrid, marca un doblete desarbolando al Arsenal (4-1)

El Chelsea FC se ha proclamado este miércoles campeón de la Liga Europa por segunda vez en su historia, merced a una clara victoria por 4-1 contra el Arsenal FC en el Estadio Olímpico de Bakú, donde los goles blues han llevado la firma del francés Olivier Giroud, del español Pedro Rodríguez y del belga Eden Hazard, éste por partida doble.

A más de 4.600 kilómetros de distancia de Londres, el Chelsea se llevó el derbi londinense gracias a un buen desempeño en la segunda mitad, mejorando en tareas defensivas y siendo letal en ataque. Sus tres primeras dianas fueron en apenas un cuarto de hora y eso dinamitó a su rival, que replicó cuando ya era tarde y siguió sin inscribir su nombre en el palmarés de este torneo.

El Arsenal dominó la primera parte del encuentro gracias a la conexión arriba entre Alexandre Lacazette y Pierre-Emerick Aubameyang generaba runrún, pero les faltó ser incisivos. No se percibía en ninguno de ellos la pólvora que sí habían mostrado durante las semifinales ante el Valencia CF, por lo que Unai Emery tendría un serio problema si el Chelsea se desperezaba.

Solo en una ocasión no llegó Azpilicueta a taponar un disparo con peligro, obra de Granit Xhaka cerca de cumplirse la media hora y con un derechazo desde la frontal del área, lamiendo el travesaño y aliviando a Kepa.

Desdibujado volvió el equipo de Emery al césped azerbaiyano, lo que fue un caramelo para sus adversarios. Corría el minuto 49 cuando el activo Emerson, habiendo recibido el balón del hiperactivo Hazard, centró a media altura y encontró la cabeza de Giroud; el ariete galo, en escorzo, remató al fondo de las mallas con pericia. 
Sin casi tiempo para reponerse, Pedro Rodríguez anotó el 2-0 con un tiro de zurda que no fue limpio pero sí certero. Después de una asistencia, cómo no, de Hazard, el delantero canario ajustó su lanzamiento al palo para batir Cech. Y de inmediato se unió a la fiesta goleadora el '10' del Chelsea, transformando un penalti y abriendo así su cuenta particular. 
A renglón seguido, Alex Iwobi aprovechó que estaba fresco por salir desde el banquillo y rubricó el 3-1 con un zambombazo lejano tras un rebote y a la salida de un córner. Aunque en realidad fue una mera anécdota, ya que Hazard cerró el abultado marcador con su segundo tanto en un contraataque. 
Esa jugada se convirtió en el colofón para el que, probablemente, será su último partido con el Chelsea. Haciendo una pared con el omnipresente Giroud, quien le había devuelto la pelota picándola con estilo, el mediapunta belga remachó el 4-1 por abajo y dejó más que bien amarrado el trofeo de campeón para los de Sarri. De no ser por Cech, el Arsenal hubiera recibido un saco de goles, pero eso no fue consuelo para Emery, que ve cómo su equipo se quedó sin Liga de Campeones la próxima temporada.