Arte que atender

DP
-

Una decena de edificios mudéjares de la provincia será objeto de diagnóstico para planificar actuaciones de intervención y medidas específicas de mantenimiento y seguridad

Arte que atender - Foto: OSCAR NAVARRO

Los edificios mudéjares de Castilla y León son la expresión de un modo de construcción exclusivo de la península y resultado del contacto de dos culturas, la cristiana y la islámica, que precisa de atención. Para ello, se hace necesario recabar información sobre el estado de conservación de los bienes inmuebles, de su entorno inmediato y de los bienes muebles que atesoran, que sirva de base documental suficiente para planificar actuaciones de intervención o de estudio específicas que erradiquen los factores de degradación y definan medidas de mantenimiento y seguridad.
Así, la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta contrata el diagnóstico de inmuebles mudéjares y sus bienes muebles en las provincias de Burgos, León, Palencia, Valladolid y Zamora. La actuación  se enmarca en el programa decimotercero del Plan Pahis 2020, en cuanto a promover acciones de documentación para la valoración de riesgos y de las posibilidades de viabilidad de la salvaguarda del bien cultural, y en un proceso de estudio sistemático y paulatino de los bienes de estilo mudéjar, iniciado en 2008 con la elaboración de su inventario, y desarrollado de forma continuada de 2016 a 2018 con las acciones específicas de desarrollo en el marco del Plan Mudéjar.
El plazo de ejecución para la totalidad del trabajo será como máximo de diez meses, contabilizados a partir de la firma del contrato, con dos plazos parciales de ejecución correspondientes a dos anualidades. El presupuesto de licitación, financiado con Fondos Feder y Consejería de Cultura y Turismo, es de 75.156 euros, IVA incluido.
 En lo que corresponde a la provincia de Palencia, el diagnóstico que se contrata afecta al monasterio de Santa Clara-Palacio de Pedro I de Astudillo, Santa María de Fuentes de Nava, San Francisco de la capital, San Hipólito de Támara de Campos, Nuestra  Señora del Cortijo de Alba de Cerrato, San Martín de Becerril de Campos, Santiago de Calzada de los Molinos, San Pedro de Fuentes de Nava, San Miguel de Mazuecos de Valdeginate y San Martín de Tours de Villarmentero de Campos.
Por otra parte, recordar que hace tres año la  Diputación, a través de su Servicio de Turismo, editó la Guía del Arte Mudéjar en la provincia de Palencia, donde su autor, Pedro Lavado Paradinas, hace un repaso por el origen, tipologías y elementos de lo mejor del mudéjar conservado en la provincia, acompañado por las fotografías de Javier Ayarza. Una publicación  articulada en rutas para que el  viajero disfrute de los principales ejemplos de este arte  -un gran desconocido ya que siempre se vincula la provincia palentina con otras manifestaciones artísticas como el románico- unido al ladrillo y al yeso. 
Son seis rutas, y la primera recoge las manifestaciones del arte mudéjar en Palencia capital y en Astudillo, Santoyo, Támara de Campos, Amusco, Amayuelas de Abajo y Monzón; la segunda discurre por Calabazanos, Dueñas, Cevico de la Torre, Alba de Cerrato, Vertavillo, Castrillo de Onielo, Cevico Navero y Palenzuela; la tercera por Becerril de Campos, Paredes de Nava, Villamuera de la Cueza, Añoza, Castromocho, Abarca y Guaza de Campos. Cisneros, Villafilar, Mazuecos, Fuentes de Nava, Boada y Ampudia apararecen en la cuarta. La quinta de las rutas se centra en municipios del Camino de Santiago y la sexta transita por el norte de la provincia.