Falta de conserjes y limpieza en los colegios

Carlos H. Sanz
-

El director del Colegio Buenos Aires pone en evidencia la falta de conserjes y limpieza en los colegios

Al finalizar el pleno, tres ciudadanos tomaron la palabra para llevar sus reivindicaciones al máximo órgano de gobierno de la ciudad. El primero de ellos fue Ricardo Gutiérrez Doncel, que en calidad de director del CEIP Ciudad de Buenos Aires denunció la falta de conserjes y de limpieza en los colegios públicos de la capital. Según explicó durante su intervención, el Colegio Buenos Aires lleva varios meses sin que se cubra este puesto de conserje por parte del Ayuntamiento. «He hablado con varios directores de colegios públicos y aseguran que los suyos no están yendo, ya que se están dedicando a entregar mascarillas», afirmó. El director del centro también llamó la atención sobre la ausencia de los servicios de limpieza de los colegios. «No se están realizando esta labores y están creciendo los focos de suciedad. Mañana [por hoy] he quedado con una técnica de la Junta y no sé si se atreverá a entrar en el colegio de la cantidad de cucarachas, una situación en la que están todos los centros», sostuvo. Además, Ricardo Gutiérrez pidió el arreglo de la puerta del aparcamiento del colegio. «Como no hay clase ni del colegio ni de la Universidad Popular, lo están ocupando los vecinos. Pero con la fase 1 ya van al centro el equipo directivo, por lo que es necesario tanto que se cubra la plaza de conserje como que se arregle la puerta de entrada al colegio para que podamos acceder tanto los maestros como los profesores de la Universidad Popular», sostuvo.
Por otra parte, durante el pleno también intervino Jorge Peinador Sánchez, quien dio lectura a un escrito solicitando al Ayuntamiento un esfuerzo para mantener abierta la sala de estudios de la calle Gabriel de Castilla, en El Salón. «Son 120 plazas muy demandadas tanto por universitarios como por opositores. Su cierre es perjudicial», sostuvo. La última en intervenir fue Rosa Ana Suárez Martínez, en representación de las trabajadoras de la Escuela Infantil Infanta Sofía, quien recordó al Ayuntamiento su compromiso incumplido de municipalizar el centro, que cerrará de cara al próximo curso. «Ha atendido a más de 200 familias y tiene un gran reconocimiento», sentenció.