Un manual dará instrucciones a los empleados municipales

Carlos H. Sanz
-

El control de la temperatura antes de salir de casa, acudir al centro de trabajo a pie o la forma de atender al público, algunas de las cuestiones que regula

Un manual dará instrucciones a los empleados municipales - Foto: Óscar Navarro

Los trabajadores del Ayuntamiento dispondrán de una guía de prevención y seguridad para cada área de cara a la reanudación de la actividad municipal en función de las fases de desescalada. Así lo avanzó ayer la concejal de Personal, Carolina Gómez, que detalló que este manual estará en vigor  «hasta llegar a la denominada nueva normalidad cuanto los datos sanitarios lo permitan», indicó.
Este documento, que ha sido redactado por los responsables de Régimen Interior, la médico de empresa y la mutua contratada por el Consistorio (Cualtis), tras analizar con cada jefe de servicio los posibles riesgos y necesidades de los empleados, tiene como objetivo principal «preservar la salud de trabajadores y ciudadanos una vez se retomen las actividades presenciales».
En este sentido, la responsable del personal municipal quiso destacar la labor que se viene realizando desde que se inició la pandemia y agradecer el compromiso de toda la plantilla, «ya que a fecha de hoy los contagios dentro del Ayuntamiento entre funcionarios es de cero y se va a seguir trabajando para que esto se mantenga así», aseveró.
sujeta a cambios. En lo que respecta a la información que recoge la guía, lo primero que se deja claro es que se establece como «una base muy sólida a partir de la cual iremos introduciendo aquellas modificaciones que se estimen necesarias en función de los posibles problemas que se planteen o de las indicaciones y recomendaciones de otras administraciones.
También incluye la responsabilidad personal de cada trabajador, el cual debe cumplir un estricto protocolo antes de salir de casa, marcado por la comprobación de la temperatura y, si supera los 37,5 grados o tiene algún síntoma compatible con el Covid-19 como tos o dificultad para respirar, deberá quedarse en casa y comunicarlo a su centro de salud. «Esto se hará siempre que no se sea población de riesgo, en cuyo caso se realizará un estudio personalizado de los riesgos que conlleva su puesto de trabajo y se le darán las indicaciones oportunas», aclaró la munícipe.
al trabajo, a pie. El manual recomienda desplazarse al centro de trabajo caminando o en transporte unitario, evitando al máximo posibles aglomeraciones y utilizando mascarilla si se tiene claro que no se va a poder guardar la distancia social de seguridad. «No obstante, Todos aquellos que puedan teletrabajar van a poder seguir haciéndolo si quieren, dado que durante el estado de alarma ha habido más de 200 personas en esta situación y se ha logrado mantener la actividad administrativa sin mayor problema», reveló Gómez.
Asímismo, se establece una serie de prácticas relativas a la limpieza y desinfección de las instalaciones, la dotación de equipos de protección individual suficientes y adaptados a las necesidades de cada puesto, el garantizar la distancia de seguridad entre puestos, la implantación de turnos donde esto no se pueda llevar a cabo, el control de accesos para evitar aglomeraciones y limitar las visitas presenciales a lo mínimo imprescindible.
Atención al público. Con respecto a la atención al público, este exhaustivo documento prevé la colocación de mamparas para mantener separados a los funcionarios, establecer aforos máximos en las zonas comunes y despachos en función de la distancia de seguridad, priorizar el pago con tarjeta o telemático e indicaciones de que deben portar mascarilla y usar guantes si se deben manipular metálico, además del lavado de manos con gel hidroalcohólico siempre que sea necesario.