Reabierto al tráfico el puente de hierro

Laura Burón
-

La emblemática infraestructura capitalina ha sido pintada con tonalidades de gris más claras y ha visto sustituidas las chapas de las plataformas laterales por las que circulan los peatones

Reabierto al tráfico el puente de hierro - Foto: Sara Muniosguren

A mediodía de ayer se reabrió al tráfico el puente de Abilio Calderón o de Hierro después de dos meses y medio de actuaciones. Desde el Ayuntamiento aseguraron que las obras de rehabilitación integral de este emblemático elemento arquitectónico de la capital se dan por finalizadas y que, por tanto, la normalidad regresa para el tráfico rodado. Por su parte, los peatones solo podrán cruzarlo por una de sus pasarelas laterales, puesto que ayer un cartel indicaba que una de ellas estaba cortada, Y es que por la mañana, los operarios de la empresa Obras y Servicios Públicos(Osepsa) estaban acabando con la última mano de pintura y era necesario esperar a que secase.
El puente de Hierro luce así un nuevo aspecto y lo que salta a la vista es su nueva tonalidad, de un color gris más claro de lo que estaban acostumbrados los palentinos. Para conseguirlo se ha recurrido a un sistema de chorro de arena con el que se ha limpiado previamente toda la estructura para hacer desaparecer el óxido y los restos de la anterior pintura y una vez finalizada esta tarea se ha procedido a su repintado, para lo que se han elegido tres tonalidades distintas de gris.
Además, se ha arreglado la estructura, se han eliminado los grafitis  y ayer los andamios que se han usado para las reparaciones todavía estaban suspendidos del puente a la espera de que fueran retirados. Asimismo, se han sustituido las chapas de la zona peatonal, que se habían arqueado y provocaban los tropezones de los viandantes.
El plazo de ejecución de las obras era de tres meses y tenían un presupuesto total de 151.979 euros (IVA incluido). Los trabajos de rehabilitación comenzaron con una semana de antelación sobre el calendario previsto, porque Osepsa consiguió finalizar la instalación del andamiaje suspendido siete días antes de lo planteado, por lo que el plan de mejora empezó el 1 de abril y concluyó dos meses y trece días después.
Durante todo este tiempo los únicos vehículos que tenían autorización para cruzar el puente de Hierro han sido las ambulancias y los autobuses, con accesos alternativos al hospital Río Carrión por el puente Mayor y el de Nicolás Castellanos, aunque algunos conductores de turismos han hecho caso omiso a las señales y han accedido al puente, con el consiguiente malestar por parte de los trabajadores que estaban realizando la obra.
Accesos al hospital. Una vez finalizado el plan de actuación en esta infraestructura, en breve podrán comenzarse las obras de construcción de la glorieta de acceso al nuevo aparcamiento del hospital Río Carrión, que según anunció el por entonces alcalde, Alfonso Polanco, se llevarán a cabo durante los meses de verano, coincidiendo con una época de menos afluencia de usuarios al centro hospitalario. De esta manera, se reorganizará el tráfico en las inmediaciones del hospital tras la apertura de este nuevo parking, puesto que ahora se trata de un cruce no exento de peligrosidad por la forma de acceder al aparcamiento, la falta de visibilidad y el volumen de tráfico que soporta este punto. La construcción de esta glorieta conlleva el ensanche y duplicado de carriles de la zona del Camino Viejo de Villamuriel, por lo que se ha hecho necesario llevar a cabo un proceso de expropiación de terrenos complejo que se ha dilatado en el tiempo.