Un solo capitán para el timón municipal

Rubén Abad
-
Un solo capitán para el timón municipal

Venta de Baños, Villamuriel, Grijota, Barruelo, Boadilla, Hontoria, La Pernía y La Puebla, que recurrieron en 2015 a las alianzas, eligieron el domingo a sus alcaldes por mayoría absoluta

Los partidos políticos se enfrentan a un importante examen cada cuatro años. Una prueba de fuego que deben superar con nota, pues son los vecinos, a través de las urnas, quienes deciden si dan el visto bueno a la gestión y el proyecto de su actual alcalde o si, por el contrario, prefieren depositar su confianza en nuevos candidatos. Los que no logran el sobresaliente (mayoría absoluta) y se quedan en el notable o en el aprobado raso (mayorías simples o algún concejal), tienen una nueva oportunidad en una reválida, sumando puntos con otras formaciones en similares circunstancias. La política se ha convertido en un concurso de matemáticas, en el que hay que conseguir la mitad más uno de los ediles para hacerse con el primer premio, en este caso, el bastón de mando municipal. Esta fórmula no siempre funciona, pues a veces aparecen demasiadas manos que quieren apoderarse del timón municipal, cuando solo uno puede coronarse con el sombrero de capitán. Como muestra, los once ayuntamientos que necesitaron un pacto en los comicios de 2015, se han reducido a solo tres: Guardo, Carrión de los Condes y Cervera de Pisuerga. El resto, Venta de Baños, Villamuriel de Cerrato, Grijota, Barruelo de Santullán, Boadilla de Rioseco, Hontoria de Cerrato, La Pernía y La Puebla de Valdavia, han inclinado la balanza hacia uno de los dos lados.

*Más información en la edición impresa y en la app de Diario Palentino.