Acuerdo con el bloque que explotó en Gaspar Arroyo

ALBERTO ABASCAL
-

Allianz, a la que le correspondían 566.000 euros, era la segunda compañía con más indemnización establecida por sentencia · Zurich también alcanza un pacto

Acuerdo con el bloque que explotó en Gaspar Arroyo

La compañía Gas Natural (ahora Nedgia Castilla y León) y Mapfre han alcanzado un acuerdo con las aseguradas Allianz y Zurich, que representan a afectados del caso Gaspar Arroyo, para indemnizarles por los daños ocasionados por la explosión de gas ocurrida en Palencia el 1 de mayo 2007, que causó nueve muertos, una treintena de heridos y más de un centenar de damnificados, según informaron a Diario Palentino fuentes del proceso.
En virtud de este acuerdo, ambas aseguradoras han retirado su correspondiente recurso de apelación que actualmente estudia la Audiencia Provincial, después de que en abril de 2018 el juzgado de primera instancia número 1 condenara mediante sentencia a la empresa gasística y a la compañía aseguradora al pago de casi 7 millones de euros (la cantidad se disparaba hasta los 15,5 millones por los intereses aplicados), en concepto de indemnizaciones por daños y perjuicios. 
Allianz, cuyo montante de indemnización que debía percibir ascendía a los 566.000 euros -la segunda más alta establecida en la resolución judicial- es la compañía aseguradora que aportó la póliza del edificio número 4 de la calle Gaspar Arroyo, justo el bloque de vecinos donde se produjo la terrible explosión.
Acuerdo con el bloque que explotó en Gaspar ArroyoAcuerdo con el bloque que explotó en Gaspar Arroyo - Foto: BrágimoPor su parte, la aseguradora Zurich representa a afectados de los edificios colindantes al origen de la explosión y cuya cuantía establecida como indemnización en la sentencia de instancia se acerca a los 500.000 euros.

 Según fuentes consultadas por Diario Palentino, la empresa gasística y su aseguradora han llegado a acuerdos con un buen número de afectados desde que se conoció la sentencia dictada por el juzgado de primera instancia número 1, especialmente por los afectados particulares y varias compañías de seguros.  En este sentido, cabe recordar que las indemnizaciones más destacadas por resolución judicial corresponden a Provilsa, con 2,26 millones de euros; al Ayuntamiento de Palencia, 539.000 euros; y precisamente a la aseguradora Allianz, con 566.000 euros, mientras que la más baja era de 624 euros. Al hilo, según ha podido saber este periódico, ni con Provilsa (empresa dependiente de la Junta que llevó a cabo la reconstrucción de los edificios afectados) ni con el Ayuntamiento se ha establecido ningún acuerdo, por lo que deberán esperar a la decisión que adopte en este sentido el alto tribunal de la provincia.
Estos acuerdos se unen a los que se establecieron justo ahora hace un año, cuando Gas Natural y Mapfre pactaron con 16 demandantes (representaban a 35 particulares) como afectados de Gaspar Arroyo, para indemnizarles por los daños ocasionados por la explosión de gas.
La aseguradora de Nedgia Castilla y León, actual marca distribuidora de Gas Natural, alcanzó un acuerdo con estos afectados, entre los que se incluían las familias de tres de los nueve fallecidos, para percibir una compensación económica, cuya cantidad no trascendió, ya que los demandantes firmaron una cláusula de confidencialidad.
El acuerdo se plasmó tras varios meses de negociación entre las partes después de conocerse la sentencia judicial.
 La sentencia de instancia estimaba parcial o totalmente las demandas presentadas y rechazaba las tesis de Gas Natural, que siempre defendió como probable causa de la deflagración el gas butano. 
Este acuerdo ya suponía que una de cada cinco demandas (se presentaron 80 en total) se ha resuelto sin que se espere al dictamen de la Audiencia Provincial una vez que estudie el correspondiente recurso de apelación, una cantidad de demandas que en el último año se ha incrementado. 
En virtud de los acuerdos, la empresa y la aseguradora decidían retirar estos casos concretos y los afectados se daban por satisfechos por la vía judicial.
Hay que recordar que el presidente de la Asociación de Víctimas y Afectados de Gaspar Arroyo, José Luis Ainsúa, se mostró entonces contrariado por el hecho de que la empresa no había pedido «perdón» por lo ocurrido.
«Concretamos en su momento que la empresa de gas hubiera pedido perdón por la tragedia, pero se han negado aludiendo a que no tienen responsabilidad alguna», lamentó en su momento.

 

La Audiencia entiende que los pactos no dan firmeza a la sentencia de instancia

Dos demandantes del caso Gaspar Arroyo llegaron a registrar  sendos escritos ante el juzgado de primera instancia número 1 para que fueran elevados ante la Audiencia Provincial en los que solicitaban que la sentencia condenatoria dictada por la juez del caso civil por la explosión de gas fuera considerada firme al entender que tanto la empresa gasística como su aseguradora habían renunciado al recurso de apelación tras alcanzar un acuerdo económico extrajudicial con varios de los demandantes.
De hecho, suscribían que dicho acuerdo además supondría, implícitamente, la asunción de su responsabilidad civil por la explosión, por lo que entendían que, como consecuencia, el capítulo de compensación económica por los hechos debería ser extensible a todos los demandantes del procedimiento, según las alegaciones a las que tuvo acceso Diario Palentino. 
Sin embargo, el alto tribunal de la provincia, a través de un auto que podía ser recurrido, según han informado a este periódico fuentes del proceso judicial, negó la petición de estos demandantes al establecer básicamente que los alcuerdos extrajudiciales alcanzados entre demandantes y demandados se circunscribían exactamente a ellos y no eran extrapolares al resto de los litigantes.  

el fallo judicial. Por lo demás, en su extenso fallo de casi un centenar de folios, la jueza que dictó la sentencia de instancia entendió que la  causa principal de la explosión fue una fuga en la válvula de acometida al edificio número 4 de la calle al estar suelto el tubo de polietileno. 
Para la jueza, «es complicado» sostener la tesis esgrimida por la empresa que apuntaba la posibilidad de que la explosión pudo deberse a una botella de butano.
Desde el punto de vista penal, en octubre de 2010, el juzgado número 3 archivó la causa, archivo que fue ratificado en junio de 2011 por la Audiencia Provincial.