El PP refuerza su cuenta con una subvención de 146.000 €

Carlos H. Sanz
-

Los partidos políticos recibirán 312.961 euros del Estado para costear los gastos electorales, de los que casi la mitad irán para los populares. Hacienda rebajó un 30% las ayudas por la repetición de los comicios

El PP refuerza su cuenta con una subvención de 146.000 €

Una parte importante del coste de organizar unas elecciones es la subvención que el Estado abona a los partidos políticos por su participación en el proceso electoral, y que en el caso del 10-N les deparará un total de 312.961,27 euros para PP, PSOE, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos. A más votos, mayor subvención, por eso no es de extrañar que sea el Partido Popular el que ingrese 46 de cada 100 euros entregados por el Estado, en total 145.781,95 euros, frente a los 82.788,93 que recibirá el Partido Socialista, el 26,45% del total.
Mientras tanto, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos se reparten el 27% restante a partes iguales, por lo que recibirán 28.130,13 euros.
Para saber de dónde salen estas cifras hay que recurrir a la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg), que establece para las elecciones generales unas cantidades fijadas para subvencionar los gastos que tienen que afrontar los partidos políticos, y que en el caso de las elecciones del pasado domingo, quedaron fijadas en la Orden HAC/973/2019, del 26 de septiembre.
En esta convocatoria, al tratarse de una repetición electoral, el Estado ha rebajado en un 30% las subvenciones, y es que se rigen por la disposición de la Loreg para casos de repetición de elecciones por falta de investidura y conllevan una reducción tanto de las subvenciones como del límite de gasto que deben cumplir los partidos.
Así, la subvención de 21.167,64 euros que corresponde por cada escaño obtenido en el Congreso de los Diputados o en el Senado, baja a 14.817,35 euros. A esta cantidad hay que sumar 0,57 euros -frente a los 0,81 del 28-A- por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso y 0,21 -frente a 0,32 euros- por cada uno de los votos obtenidos por cada candidato al Senado. 
Estas cantidades solo las perciben aquellos partidos que han obtenido representación, es decir, el Partido Popular y Partido Socialista, de ahí que Ciudadanos, que sí logró un acta en abril, vaya a ver disminuida su subvención de una manera importante.
Según estos números, al Partido Popular, como ganador de las elecciones le corresponden 145.781,95 euros frente a los 109.995,21 euros de la anterior cita, una subida que se debe al incremento de votos pero, sobre todo, a que obtiene dos actas en el Congreso de los Diputados y tres en el Senado, una más en cada caso.
El Partido Socialista, que en abril le correspondían 111.058,46 euros, se queda en 82.788,93 euros; mientras que Ciudadanos, pasa de 34.735 euros a 28.130,13 euros, que es la cifra que corresponde a la subvención por gastos de correo, la misma que perciben Vox y Unidas Podemos.
gastos de correo. El Estado también concede una subvención a los partidos por los gastos electorales originados por el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas electorales o de propaganda y publicidad electoral.
En este caso, se mantiene la cantidad ofrecida en abril y se abonarán 0,21 euros por elector en cada una de las circunscripciones en las que haya presentado lista al Congreso de los Diputados y al Senado, siempre que la candidatura de referencia hubiera obtenido el número de diputados o senadores o de votos preciso para constituir un grupo parlamentario en una u otra cámara.
La diferencia es que en estos comicios el número de electores es de 133.953 (sin contar el CERA), por lo que la cantidad total asciende a 28.130,13 euros para cada partido que tendrá grupo en el próximo parlamento, es decir: PP, PSOE, Vox, Unidas Podemos y Ciudadanos. Todos deben justificar que han realizado esos envíos por correo.
límite de gasto. Además del importe de las subvenciones, la ley también establece un límite a los partidos para sus gastos electorales, que para la cita del pasado domingo ha sido el resultado de multiplicar 0,19 euros por el número de habitantes correspondiente a las poblaciones de derecho de la circunscripción.
Ese límite asciende en Palencia a los 30.786,65 euros y prácticamente la mitad que el establecido para el 28-A, ya que la orden del Ministerio de Hacienda fijó una rebaja del 50% en lo relativo al límite de gasto de los partidos, máxime ya que la campaña solo iba a durar ocho días y no los 15 habituales. De esta forma, el tope de gasto ha sido el equivalente a multiplicar por 19 céntimos el número de habitantes de la provincia (162.035), mientras que en abril fue de 37 céntimos.
Estos son los cálculos, pero lo cierto es que en las sedes palentinas de los partidos difícilmente verán un solo euro de todo este dinero. Las formaciones con estructura nacional centralizan los gastos de la campaña electoral y, por lo tanto, también los pocos ingresos que se generan. De esta forma, ni PP, ni PSOE, ni Cs, ni Unidas Podemos ni Vox cuentan con ver este dinero en las cuentas corrientes de sus delegaciones provinciales. Es más, generalmente, son los órganos federales o autonómicos de estas formaciones los que tramitan y reciben estas subvenciones. 
A cambio, existe el compromiso de que a lo largo del mandato, se atiendan los gastos de funcionamiento que tiene cada partido a nivel provincial. Además, en toda cita electoral, la gestión centralizada de ciertas tareas hace que algunos partidos no sepan cuánto van a ingresar por otro concepto electoral que retribuye el Gobierno por cuestiones como el envío directo y personal a los electores de sobres y papeletas de propaganda electoral.



Las más vistas