Villanueva de Henares pasará a ser un barrio de Aguilar

A. Benito
-
Villanueva de Henares pasará a ser un barrio de Aguilar

Los vecinos deciden renunciar a su derecho a la Junta Vecinal al surgir diferentes problemas y desavenencias personales y profesionales que les han hecho caer en el hartazgo

La Junta Vecinal de Villanueva de Henares se disolverá y el núcleo de población pasará a ser un barrio de Aguilar de Campoo. Un cambio que se hará efectivo después de que los diferentes grupos que forman parte de la Corporación Municipal -a excepción del PSOE, que decidió abstenerse en la votación- dieran el martes luz verde a la propuesta realizada por la mayoría de los vecinos de la pedanía.


"Como concejal de entidades locales menores, no me hace especial ilusión tramitar este expediente, pero creo que tenemos que respetar la voluntad de los ciudadanos, que por diferentes motivos, problemas y desavenencias personales y profesionales han caído en el hartazgo y el cansancio y han decidido renunciar a su derecho al Concejo", indicó al respecto el también edil de Hacienda y portavoz del equipo de Gobierno, Carlos Sierra.


Así, y aunque todos los grupos coincidieron en calificar de "doloroso" el asunto, la mayoría de ellos decidió respaldar el escrito presentado por 17 de los 31 vecinos que actualmente viven en la pedanía. Un documento en el que se pedía la disolución de la Junta Vecinal y que ya ha sido expuesto al público sin recibir ninguna alegación. "Lo que sí me gustaría es poner en valor el trabajo realizado por todas las personas han formado parte de la institución", apuntó también Sierra.


En el primer pleno del año, la Corporación abordó, además, la modificación de los estatutos de la Mancomunidad Aguilar-Valdivia, de la que forman parte la propia villa galletera, Pomar y Berzosilla. "El objetivo es incluir un artículo para dotar al organismo de un Arquitecto que actúe como asesor urbanístico y se pueda prestar así un mayor y mejor servicio", indicó el portavoz del PP.


Aunque IU-Equo, AIA y el PSOE vieron "lógica" una propuesta que "es a la vez un ejemplo de solidaridad del municipio grande con los pequeños", sus representantes decidieron abstenerse. Los primeros por encontrar "paradójico" que se les consultara algo sobre un órgano del que no forman parte, y los últimos por no entender "que se venga incumpliendo la Ley desde 1985". Durante el debate, algunos miembros de la oposición también pusieron en cuestión la "utilidad y funcionalidad" de la Diputación y abogaron por reforzar las entidades mancomunadas.


AYUDAS A LA NATALIDAD. En una sesión mucho más corta de las que se vienen celebrando últimamente en el Consistorio de Aguilar, los concejales también hablaron sobre la modificación de las bases de las Ayudas a la Natalidad, que pasarán de ser de 200 a 600 euros al año. La iniciativa fue aprobada con el único apoyo del Partido Popular, que volvió a encontrarse con las críticas de la oposición con respecto al hecho de que las subvenciones no tengan en cuenta las necesidades de cada familia.


"Su propuesta no es justa. Confunden caridad con solidaridad", señaló Alberto García, portavoz de Izquierda Unida. Un argumento apoyado por José Antonio Villalba, de AIA, que también habló de los "fines electoralistas" de la medida, y por el socialista Manuel Merino, que tampoco estuvo de acuerdo con el hecho de que de la ayuda concedida por las entidades municipales, dependa la de la institución provincial. "Parece un órdago: al que más ponga, más le damos", manifestó.


La alcaldesa fue la encargada de cerrar el debate, señalando que "el interés del equipo de Gobierno es que crezcan las familias en Aguilar, independientemente de sus ingresos". María José Ortega también indicó que para el PP, "todas las personas que decidan tener hijos tienen el derecho a recibir ayudas".

 

LUCHA CONTRA LA LUDOPATÍA Y MEJORA DEL DERECHO DE INICIATIVA POPULAR. En el pleno que tuvo lugar el martes por la tarde en el Ayuntamiento de Aguilar, también se debatieron dos mociones presentadas por el grupo municipal de Izquierda Unida-Equo: una para la mejora del derecho de iniciativa popular y otra enfocada a controlar la proliferación de apuestas online y casas de juego y tomar medidas de prevención ante la ludopatía.


Con la primera de ellas, el grupo en la oposición proponía la modificación del Reglamento de Participación Ciudadana, una herramienta "infrautilizada y desconocida por los vecinos" cuya revisión vieron apropiada el PSOE y AIA, pero que no contó con el beneplácito del PP, que percibió en la moción un "precalentamiento electoral" y una intención de IU de "tener más peso específico del que le han dado los aguilarenses".


En lo referente a la segunda, tampoco salió adelante, pero la agrupación de izquierdas consiguió arrancar el compromiso de todos los grupos de trabajar, en lo que queda de mandato, en otra propuesta que será trasladada a las instituciones competentes.


"Se trata de un tema muy importante, pero también con mucha enjundia, en el que estamos en sintonía, así que, además de comprometernos a impulsar desde la Casa de Jóvenes actividades de concienciación y prevención, les invitamos a elaborar otra moción conjunta", indicaron desde el equipo de Gobierno.