scorecardresearch

Igualdad de oportunidades de las personas dependientes

Rubén Abad
-

Fundación Castilla y León y Plena Inclusión firman un convenio dotado con 70.000 euros para impulsar el proyecto Dependencia y medio rural, una cartera de servicios que se desarrollará en cinco comarcas de la región, entre ellas el Cerrato

Igualdad de oportunidades delas personas dependientes - Foto: Óscar Navarro

El presidente de las Cortes y de la Fundación de Castilla y León, Luis Fuentes, suscribió hoy en Hornillos de Cerrato el convenio con su homólogo de Plena Inclusión Castilla y León Juan Pablo Torres, para impulsar el programa Dependencia y Medio Rural, una cartera de servicios en el medio rural, con el objetivo de poner en marcha modelos de desarrollo que «posibiliten dinamizar las zonas rurales de nuestro entorno favoreciendo la igualdad de oportunidades de las personas dependientes», señaló Fuentes.


La Fundación de Castilla y León aporta 70.000 euros a este proyecto, que se desarrolla junto con Plena Inclusión y que se realizará en dos períodos de ejecución. Además de la puesta en marcha de este programa en la comarca del Cerrato, también se impulsará en otras cuatro zonas de la Comunidad, que están siendo estudiadas en este momento por los servicios técnicos de la Fundación.

 

El objetivo de Dependencia y Medio Rural es el de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona rural que se encuentren en situación de dependencia o vulnerabilidad, especialmente ahora que «las gravísimas consecuencias de la pandemia han golpeado con dureza» a estos sectores de la población. «Se trata de un colectivo cuyas necesidades precisan de una respuesta urgente por parte de la sociedad», afirmó Fuentes.

 

El acuerdo cuenta con cuatro líneas de acción «fundamentales en este momento tan incierto», como son la dependencia, el mundo rural, la creación de empleo de calidad y la puesta en marcha de espacios multiservicios. «Se trata de una clara apuesta por contribuir a lo que para nosotros va a ser un pilar clave en nuestra forma de hacer política esta legislatura: favorecer la acogida, la integración y la igualdad de oportunidades para las personas y colectivos más débiles», aseveró. 


Con todo ello se busca que las personas con dependencia no se vean obligadas a abandonar los entornos rurales «antes de lo necesario». En este punto, Fuentes recordó que Castilla y León perderá en los próximos 15 años 250.000 habitantes y 35.000 hogares, sobre lo que afirmó que «con el abandono del campo se chafan los sueños e ilusiones de quienes quieren progresar en sus raíces. Que un pequeño municipio pierda habitantes es un fracaso de todos».

 

Por eso, destacó que la «experiencia» de Plena Inclusión Castilla y León para la puesta en marcha d este proyecto. Y es que este colectivo de asociaciones de carácter social ofrecerá el asesoramiento necesario para desarrollar diagnósticos para valorar el tipo de intervención a las personas dependientes que se acojan al programa analizando de forma particular cada una de las situaciones «caso por caso y yendo al grano, trabajando sobre seguro», matizó el presidente de la Fundación  Castilla y León.