El ilusionante Palencia Cristo Atlético que viene

Alberto Moreno
-
El ilusionante Palencia Cristo Atlético que viene - Foto: Eva Garrido

Ya se conoce la lista de bajas, los jugadores que se considera prioritarios renovar, los que tienen alguna opción de seguir y las preferencias de fichajes, entre ellos Abel y Casado

Lo de palentinizar al equipo, formando una plantilla con jugadores de la tierra, a los que se añadirían futbolistas foráneos que suban el nivel no es un brindis al sol. El Palencia Cristo Atlético no sólo quiere mantener el bloque de los futbolistas palentinos del actual plantel, junto a los que tienen cierto arraigo, sino que quiere recuperar a jugadores palentinos que están jugando en otras provincias españolas, destacando, entre otros, Abel Pascual e Iván Casado, centrales que han militado en las filas de equipos de Segunda B, Valladolid B e Izarra, respectivamente.  
Directiva, técnico y secretario técnico se reunieron para diseñar las líneas maestras del proyecto. Antes de entrar, dejen salir. Se han hecho con la actual plantilla tres grupos. En el primero, los jugadores prescindibles. En esta lista figuran los futbolistas que llegaron de la mano de la agencia Soccer Sport International (con la que difícilmente se mantendrá la vinculación) y que no seguirán, aunque algunos, caso de Ramón, hayan gustado. Los Adrià, Samu, Arnaiz, Ángel, Kaká, Kone, Garre y el propio Miramón concluirán su estancia en el club morado.
Hay un segundo grupo de jugadores a los que se considera prioritaria su renovación,  con los que se va a hablar de inmediato o se está hablando: los palentinos Viti,  Adrián Pérez, Blanco y Garci, el burgalés Dani Burgos, el salmantino Víctor Abajo (que están trabajando en Palencia), el extremeño Zubi (que está esperando la oferta de  equipo en Segunda B) y el vallisoletano Alvarito.
Hay dos jugadores que estarían en este grupo, pero cuya situación puede alejarles del club, los palentinos Kike y Herrera. El primero, como adelantamos en estas páginas, es posible que abandone Palencia para irse de Erasmus (como lo hará el jugador del BecerrilPelayo). El segundo está cedido en el Valladolid y regresa al club blanquivioleta. Si Baraja, técnico del filial pucelano, no lo quiere en su plantilla, el Palencia Cristo Atlético ha pedido estar el primero de la fila para una nueva cesión.
Hay un tercer grupo de jugadores del actual plantel que no están descartados y que tienen muchas opciones de quedarse: Míkel y Pablo.

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino