Un saneamiento que no impide la reparación

DP
-
Un saneamiento que no impide la reparación - Foto: Óscar Navarro

Los bomberos de la capital tuvieron que intervenir en la tarde de ayer en la cornisa del edificio número 57 de la calle Mayor Antigua, desde donde se habían desprendido varios cascotes. Acudieron tras recibir el aviso de varios viandantes. Tras realizar el saneamiento de la zona, comprobaron que la estructura corre peligro, por lo que requirieron la presencia de los arquitectos y técnicos municipales, que certificaron la necesidad de una reparación más profunda y optaron por acordonar la acera ante el serio riesgo de derrumbe del alero.