La Braña reclama un Punto Limpio en Perajido

A. Benito
-
La Braña reclama un Punto Limpio en Perajido

La instalación daría servicio a los municipios de Barruelo, Brañosera, Salinas, San Cebrián y Mudá. El colectivo ecologista solicita también la ayuda de la Junta para que el puente de Rojadillo y el crómlech de Grullos sean declarados BIC

La Asociación Ecologista La Braña ha querido reiterar sus peticiones al delegado territorial de la Junta antes de que concluya la legislatura en un encuentro que tuvo lugar hace unos días y en el que, además de Luis Domingo González, también estuvieron presentes el jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, José María Martínez Egea, y tres de los miembros del colectivo norteño: Aurelio González, Iván Alonso y Cristina Martín.
El primero de los puntos tratados fue el del Punto Limpio para la Mancomunidad de El Carmen. Un proyecto redactado por la propia asociación y validado por la ingeniería palentina Seintec que los vecinos de Barruelo y también los de Brañosera vienen reivindicando desde hace más de dos décadas. 
"Ante la inacción por parte de la Mancomunidad, La Braña se lo ha entregado en mano al delegado y al jefe de servicio, que se han mostrado muy interesados en el mismo, comprometiéndose a que la instalación sea construida en Perajido en cuanto el Consorcio Provincial de Residuos dé el visto bueno", señalan desde la asociación ecologista.
Cabe recordar que, en caso de que el proyecto se convierta en una realidad, el Punto Limpio dará servicio a los municipios de Barruelo, Brañosera, Salinas, San Cebrián y Mudá, abarcando a un total de 26 localidades y poniendo fin a los frecuentes vertidos de escombros y basuras que jalonan esta parte de la Montaña Palentina.
Por otro lado, La Braña pidió apoyo para la solicitud que se va a realizar en los próximos días ante el Servicio de Patrimonio de la Junta de cara a que el puente de Rojadillo y el crómlech de Grullos sean declarados Bien de Interés Cultural (BIC). "Estos monumentos son dos iconos dentro del Patrimonio Histórico del valle de Santullán, por lo que la distinción garantizaría su protección y conservación", recuerdan los ecologistas.
Aseguran también que, "tras pedir en 2011 al alcalde de Brañosera que realizara los trámites para este proyecto, facilitándole toda la documentación, ya que ambos enclaves se encuentran en terreno de este municipio, tras ocho años de inacción por parte del Consistorio", el colectivo ha decidido, igual que con el Punto Limpio, tomar las riendas del asunto.
Asimismo, durante la reunión, los representantes de La Braña pidieron que la Delegación "informe y ayude" para que la plantilla del acuartelamiento de la Benemérita en Barruelo aumente sus efectivos hasta cubrir el total de plazas, pasando de los 13 actuales a los 15.
A todas esta solicitudes se suma la de que se remitan todos los acuerdos y documentación relativos a las concesiones mineras de Hubasa (ahora Uminsa), para conseguir que esos terrenos que afectan a varias pedanías de Barruelo, vuelvan a sus legítimos dueños, que no son otros que los vecinos de estas localidades. 
"Dado que no se extrae carbón desde 2005, que Uminsa está en concurso de acreedores y que Vitorino Alonso está condenado a pena de cárcel por diversos delitos contra el patrimonio, es el momento -en opinión de La Braña- de que las instalaciones y explotaciones mineras vuelvan a ser de los pueblos afectados por las mismas".
En lo referente a Medio Ambiente, el colectivo también informó de los pasos que se están dando para combatir al visón americano, así como de los "excesivos y desproporcionados" desbroces que se están realizando en el valle de Valberzoso. 
SANIDAD. Otro punto tratado fue la problemática actual que existe en la comarca debido a  la falta de facultativos de la Zona de Salud de Aguilar y que afectan al servicio de guardias médicas nocturnas en Barruelo. El delegado reiteró su compromiso a que en cuanto la plantilla vuelva a tener todos sus efectivos, las urgencias se restituyan de forma inmediata. 
La Braña recordó que "antes de la funesta reforma sanitaria que hizo el PSOE en los años 80, impidiendo que Barruelo fuera Zona de Salud propia, el médico residía en una vivienda habilitada por el Ayuntamiento y no había ningún problema de desatención sanitaria".