Los que dicen adiós

Laura Burón
-

Ocho de los quince concejales que formaban parte de la oposición en el Ayuntamiento capitalino no estarán presentes en la nueva Corporación, la gran mayoría de todos ellos por una decisión personal

La celebración de las elecciones municipales han supuesto el adiós de varios de los concejales que han formado parte de la corporación durante los últimos cuatro años. Todos ellos lo anunciaron antes de que los ciudadanos acudieran a las urnas, es decir, su ausencia no se debe a que no hayan obtenido los apoyos necesarios, sino a que dejan la política u ocuparán otros puestos de responsabilidad en otras administraciones públicas.
Se trata de nueve concejales que han considerado que su etapa municipal tenía que llegar a su fin o para los que sus partidos tenían preparados otra misión. De esta forma, ocho de los quince ediles de la oposición no ocuparán su sillón en el salón de plenos del Ayuntamiento. De los otros siete concejales de la oposición que mantienen su acta, seis podrían ser parte del equipo de Gobierno y son Miriam Andrés, Carlos José Hernández, Judit Castro, Luis Roberto Muñoz, María del Rosario García y Jesús Merino. El séptimo es Mario Simón que pasará a liderar el grupo de Ciudadanos en el consistorio tras ser el número 2 en el pasado mandato.
En el caso del Partido Socialista, son dos los ediles que no repetirán, pese a que su proyecto ha obtenido el mayor número de votos. Se trata de Sara Rafael y Belén Carrión. En el caso de la primera no figurará en la conformación del Ayuntamiento tras un único mandato como concejala. Para su compañera, la estancia ha sido mucho más breve, once meses, puesto que entró a formar parte de la corporación después de que Ángel Domingo Miguel fuera elegido como subdelegado del Gobierno en Palencia y el pasado 29 de junio de 2018 tomara posición de su cargo.
CAMBIO TOTAL. El bloque que más cambia con respecto a los últimos cuatro años es Ganemos. En el pasado mandato estuvo representado por cuatro concejales y para el próximo solo contará con uno. Los cuatro concejales de esta formación ya dejaron claro que no iban a continuar con sus responsabilidades municipales y solo uno mostró su interés en seguir en política en otros ámbitos. Se trata de Juan Gascón, que tras ocho años en la corporación (cuatro con U o otros cuatro con Ganemos), ha agotado el periodo que Izquierda Unida fija de manera interna para la permanencia de sus miembros en el mismo cargo público. Fue el candidato de Unidas Podemos al Congreso de los Diputados, pero no consiguió los votos necesarios para hacerse con el acta y también integró la candidatura a las elecciones europeas de Podemos-Izquierda Unida en el número 16 de la lista, por lo que volverá a su puesto como maestro.
Sus tres compañeros en el Ayuntamiento se desvinculan de sus cargos. De esta manera, Carmen García que en el mandato que finaliza se ha dedicado a cuestiones vinculadas con el tráfico, el medio ambiente y las obras será baja. También Francisco Fernández que aseguró tras el último pleno sentir cierta «frustración» e «impotencia», por las trabas encontradas, la lentitud de los procesos, por las iniciativas perdidas, o por la realidad procedimental, pero satisfecho por una labor enriquecedora.
También lo deja Patricia Rodríguez, que no continuará tras haber trabajado en cuestiones vinculadas al urbanismo de la ciudad.
Por su parte, Ciudadanos estará representado por tres concejales, dos de ellos se estrenarán en el próximo mandato. Solo continuará Mario Simón que pasará a ser el portavoz de la formación naranja, y en los plenos estará acompañado de Urbano Jesús Revilla y Carolina Nuria Gómez, que ocuparán los sillones que dejan Juan Pablo Izquierdo y Juan José Lerones.
Izquierdo se aleja de la política municipal tras cuatro años como concejal y portavoz de Ciudadanos y se adentra en la autonómica como procurador en la Cortes de Castilla y León. Su compañero Juan José Lerones tampoco estará sentado en la bancada municipal y tras cuatro años deja su puesto a Carolina N. Gómez.