Listos para pasar miedo

DP
-

Criaturas extrañas, bibliotecas misteriosas o la angustia ante lo desconocido son algunas de las ideas sobre las que giran los cortometrajes que hoy se proyectarán en la primera sesión del Festival Terroríficamente Cortos

Listos para pasar miedo - Foto: Pilar Valbuena

La sección oficial de cortometrajes de la octava edición del Festival Internacional de Cine Fantástico de Castilla y León Terroríficamente Cortos ha programado para hoy su primera sesión, a partir de las 22,15 horas.
El Teatro Ortega será el escenario en el que se proyectarán los siete primeros cortos de los 21 seleccionados, que harán a los espectadores hundirse en sus butacas ante las escenas de terror, contener el aliento en las de suspense y gritar ante los sustos inesperados. En concreto, hoy los aficionados al género podrán disfrutar con El cuento, de Lucas Paulino; À L’aube, de Julien Trauman; El Llibre, de Francesca Català; Save 2.0, de Iván Sáinz-Pardo; Nigth Crawl, de Gregory Shultz; Sonrisas, de Javier Chavanel y La Noria, de Carlos Baena.
Aullidos, brujas y cuentos, prisiones infernales, situaciones surrealistas, la inmensidad del mar, libros misteriosos y criaturas extrañas serán protagonistas en la pantalla del Ortega en esta primera sesión, mientras que mañana y el viernes se proyectarán el resto de trabajos selecionados.
Las entradas pueden adquirirse en la propia taquilla del teatro y se ha establecido la posibilidad de adquirir un bono para las tres sesiones por 11,50 euros o entradas sueltas para cada jornada al precio de 4. Además, aquellos que tengan el Carné Jovén podrán conseguir uno de los 100 bonos disponibles  por 5 euros.
La otra sede de esta muestra, la localidad de Guardo gracias a la colaboración de AMGu, proyectará los 21 trabajos en dos sesiones que tendrán lugar el sábado a las 23 horas y el domingo a partir de las 20,30, en el auditorio municipal. En este caso, el precio del bono para las dos sesiones será de 8 euros y de las entradas sueltas de 4,5 euros.
Los espectadores tienen un papel destacado en este festival puesto que son los encargados de elegir al ganador del premio del público, dotado con 300 euros. El jurado (compuesto por miembros de la organización y el ganador de la máxima categoría del año anterior) también elige su propio  premio al que se le entregan 1.000 euros y una estatuilla, este año inspirada en la gárgola del esqueleto que puede observarse en la cabecera de la Catedral y los aliens que coronan el arco apuntado de la fachada de la Puerta de los Reyes.  También se elige el Premio al Mejor Sonido (300 euros), a la Mejor Interpretación (300 euros) y el que otorgan los espectadores con carné joven al mejor director joven (300 euros).
Además, por segundo año consecutivo, la empresa palentina de neuromarketing Sociograph, apuesta por Terroríficamente Cortos para implantar su tecnología y otorgar el Premio Sociograph al Corto Más Aterrador.
exposiciones. De forma paralela a las proyecciones de cortometrajes, el programa de este festival incluye la cuarta edición de la exposión de fotografías de terror que puede visitarse hasta el próximo 10 de noviembre en el centro cultural Lecrác. Está compuesta por las 18 imágenes seleccionadas de entre las presentadas en un concurso en el que  la más terrorífica ha sido la de Jesús Ángel Pescador Amor titulada En la niebla.
Asimismo, en la biblioteca pública se pueden leer otros 18 cuentos de terror que forman parte del segundo concurso de relatos, en el que los autores tenían un máximo de 666 palabras para atemorizar a los lectores.


Las más vistas