Saldaña liquida deuda bancaria y cierra su plan financiero

Rubén Abad
-

Al Ayuntamiento le quedaban de pagar 128.000 euros del préstamo a largo plazo que firmó con el Santander

Saldaña liquida deuda bancaria y cierra su plan financiero

La buena salud de las arcas públicas es motivo de orgullo para cualquier administración, pues estas deben gestionar con sentido común y sin despilfarrar el dinero de los contribuyentes. Hay quienes dicen que una institución se debe gestionar, en materia económica, como un hogar, nunca gastando más de lo que se tiene y dejando siempre un pequeño colchón para los diversos imprevistos que puedan surgir.
En el Ayuntamiento de Saldaña lo saben bien, pues sus cuentas están más que saneadas. Como muestra, el Consistorio ha amortizado (lo hizo en agosto y lo confirmó la comisión de Hacienda de la pasada semana) el préstamo a largo plazo que firmó hace diez años con el Banco Santander, del que restaban por pagar algo menos de 128.000 euros el pasado mes de julio, 127.804 euros para ser más exactos.
Esta liquidación lleva aparejada el fin del plan de ajuste financiero, aprobado en pleno el 30 de marzo del año 2012 y vigente por un período de diez años, hasta 2022. Es decir, que se cancela tres años antes de lo previsto «por los buenos resultados económicos del Ayuntamiento», concretó el concejal de Hacienda saldañés, Isaac de Prado.
En paralelo, una vez que ha procedido el Consistorio saldañés a amortizar de forma anticipada la deuda, se formuló consulta con fecha 18 de octubre a la Subdirección General de Estudios y Financiación de las Entidades Locales, relativa a las condiciones exigidas para la cancelación del citado plan de ajuste, recibiendo este respuesta favorable por parte del Ministerio que dirige en funciones María Jesús Montero. «Es una muy buena noticia para nosotros», concretó De Prado, quien añadió que es fruto de«hacer bien las cosas» en las últimas corporaciones.
ordenanzas congeladas. La amortización del préstamos bancario y la cancelación del plan de ajuste financiero traen aparejada una congelación de las tasas municipales, que en los últimos años subían a razón del valor del IPC más un 1 por ciento.
«Hemos dejado sin efecto la cláusula de revisión automática que obligaba a esta subida», afirmó en declaraciones a Diario Palentino el edil de Hacienda, quien avanzó que el Ayuntamiento «no descarta reducirlas» en próximos ejercicios, pues «la inercia económica es muy buena».
Mención aparte merece la ordenanza fiscal relativa a la recogida de residuos urbanos y su correspondiente tratamiento. En este caso, se incrementaba cada año un 10 por ciento y también se paraliza. «Es una muy buena notica para los vecinos de Saldaña, porque después de siete años no van a sufrir incremento alguno en las tasas», concluyó el concejal.