Casado y Feijóo auguran un PP ganador en el que caben todos

SPC
-
Casado y Feijóo auguran un PP ganador en el que caben todos - Foto: XOÁ?N REY

Los dos líderes confían en la «remontada» popular y hacen piña para difundir los valores de una formación que aspira ser un centro inclusivo en el que entren «los moderados de Vox y el PSOE»

La división es lo último que necesita el Partido Popular si quiere retomar el vuelo tras los malos resultados electorales del 28-A y ante la inminente llegada del 26-M. Por eso, y pese a las críticas del gallego del pasado jueves, el líder del PP, Pablo Casado, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sacaron ayer pecho juntos y saludaron la «remontada» de su partido, en el que «caben todos», un mensaje nítido para los votantes de Ciudadanos, así como los moderados de Vox y el PSOE, para avanzar en «la gran victoria». Los dos coincidieron en un acto político, el primero en el que se ven después de las elecciones generales y tras una semana en la que el máximo mandatario gallego ha reconocido que su organización hizo las cosas mal en la última campaña electoral al dar unos giros «que no han sido los adecuados».
En el área recreativa de A Magdalena, en el municipio coruñés de O Pino, Casado recogió el testigo y ante más de 5.000 militantes y simpatizantes, confesó que tras un resultado «muy malo», sin paliativos, «somos conscientes de los errores; estamos dispuestos a mejorarlos».
Recordó, en este sentido, que cuando vienen mal dadas, las siglas a las que representa han demostrado en la historia sacar raza, coraje y seguir hacia adelante, sabiendo que la senda es la de un «partido abierto» en el que no sobra nadie y donde falta gente, por lo que lo ideal sería que «todo el mundo sintiera que el PP es su casa». Feijóo fue más explícito aún, al apuntar que «todas nuestras puertas son de entrada, aquí caben la mayoría de los votantes moderados de Vox y del PSOE: todos esos españoles que somos diferentes pero que compartimos muchas cosas; ya estuvimos juntos y lo vamos a volver a hacer».
«Somos un punto de encuentro, y 10 millones de españoles no nos vamos a poner de acuerdo en todo», pero sí en ser una alternativa a la izquierda y al populismo, acentuó, para añadir que tal cifra es la que depositó su papeleta para que «no gobernase el socialismo más radical con el populismo y el nacionalismo».
«Nos están pidiendo a todos que nos volvamos a unir y celebremos una gran victoria», terció y agregó que «comenzaremos a reivindicar que pase; abriremos las puertas de los populares porque aquí cabemos todos». Casado, que suscribió en su totalidad este mensaje, indicó que «hemos captado el mensaje» del 28-A y, tras asumir que «no somos perfectos» pero que los equívocos se pueden enmendar y que ahora miran al frente con el 26-M como único destino.