Presencia en redes para dar visibilidad a las personas TEA

A. Benito
-

Los colectivos Mundo Azul y Autismo Palencia atienden a más de un centenar de usuarios y proponen inundar las redes con fotos sobre la diversidad para celebrar el Día Mundial

Presencia en redes para dar visibilidad a las personas TEA - Foto: Alberto Rodrigo

Este viernes, 2 de abril, se celebra el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, instaurado por Naciones Unidas para poner de relieve la necesidad de contribuir a mejorar la calidad de la vida de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y promover su inclusión en todos los ámbitos de la sociedad como ciudadanos de pleno derecho.

Un año más, el movimiento asociativo promueve una campaña de concienciación en coordinación con Autismo Europa que lleva por lema Puedo aprender. Puedo trabajar. El objetivo es reivindicar el derecho de las personas con TEAa una educación y un empleo de calidad que se adecúen a sus capacidades, prioridades y necesidades específicas.

Para mostrar que cada persona es única y tiene unas determinadas fortalezas, las personas con TEA también, se propone a la ciudadanía hacer un gesto por el autismo e inundar las redes con fotos de personas sujetando en la mano una herramienta o utensilio que represente esa diversidad de capacidades que cada persona tiene.

En la provincia, las asociaciones existentes se sumarán un año más a la conmemoración de esta jornada con actividades adaptadas a la situación actual. «Hemos llevado a cabo una campaña de sensibilización en los centros educativos y, con las imágenes del proceso y de los resultados, vamos a elaborar un vídeo que se difundirá en las redes. Además, algunos hosteleros lucirán el viernes unas mascarillas que hemos creado para la ocasión», explica Alba Varona, gerente de Autismo Palencia. Mundo Azul, por su parte, realizará «una lectura de manifiesto junto a las concejalas de Servicios Sociales de la capital y Villamuriel y la alcaldesa de Aguilar» que también se emitirá a través de Internet, tal y como explica Susana Blanco, educadora social del colectivo.

Ambas reconocen la importancia de seguir dando visibilidad a este trastorno que afecta a decenas de personas en la provincia. De hecho, entre las dos asociaciones suman cerca de 120 usuarios, personas que, según indica Blanco, «se han adaptado a la situación actual mejor de lo esperado», a pesar de que la pérdida de relaciones sociales ha supuesto en algún caso un paso hacia atrás.

No obstante, Mundo Azul y Autismo Palencia han realizado un importante esfuerzo para retomar las actividades presenciales y grupales, siempre con seguridad y sin dejar de lado ese apoyo telemático que parece que ha llegado para quedarse. De esta forma, los colectivos siguen ofreciendo valoración diagnóstica, atención temprana e intervención especializada a través de los servicios de psicología, logopedia, terapia ocupacional, apoyo escolar y respiro familiar.

NUEVAS FAMILIAS. «En los últimos meses hemos tenido una gran afluencia de nuevas familias derivadas desde la guardería o el pediatra. No sabemos si se debe a que en el centro base no se hacen diagnósticos por el Covid-19 o a que, efectivamente, hay una mayor concienciación», apunta Varona, que también destaca el hecho de que cada vez sean más las entidades privadas que se muestran dispuestas a colaborar con Autismo Palencia. 

Mundo Azul, por su parte, pone de relieve su nuevo servicio para adultos. «Junto a Diputación y con permiso del complejo hospitalario vamos a crear en el jardín del San Telmo un huerto terapéutico», indica Susana Blanco. Esta también señala la importancia de otras iniciativas como el club de deporte adaptado impulsado por la asociación, que cuenta ya con 15 niños. En cuanto a las necesidades más inmediatas, apunta la de encontrar un nuevo espacio en Aguilar para ampliar la oferta en el norte.

Cabe señalar, por último, que ninguna de las dos asociaciones ha podido llevar a cabo a lo largo de este último año las actividades que, antes de la llegada de la pandemia, tenían como finalidad concienciar a la sociedad y también recaudar fondos para seguir adelante con su trabajo. «El reto está en mantenernos», concluyen.