Destapan una red de tráfico de medicamentos de animales

DP
-
Destapan una red de tráfico de medicamentos de animales - Foto: Alberto Rodrigo

La Guardia Civil ha investigado a trece personas y ha detenido al dueño de una comercial veterinaria de una una trama de administración irregular de medicamentos

La Guardia Civil de Burgos ha destapado una trama de administración irregular de medicamentos en animales en el que se han investigado a trece personas, entre ellos el dueño de una comercial veterinaria, que ha sido detenido, a cinco ganaderos, entre los que hay alguno palentino, y cinco veterinarios. Fuentes consulatdas, indican que se ha tomado declaración a implicados en la comarca de La Vega.
  Los implicados en esta operación llamada Sperandia se enfrentan a delitos contra la salud pública, falsedad documental, de intrusismo profesional y de pertenencia a grupo criminal, informa el instituto armado. La investigación se inició en agosto en el ámbito de la operación Pangea XI, coordinada por la Guardia Civil en el marco de Europol y dedicada a la lucha contra el tráfico ilegal de medicamentos.
A raíz de una inspección del Seprona a un comercio dedicado a actividades veterinarias en Burgos se descubrieron importantes anomalías e irregularidades en la expedición de recetas a nombre de explotaciones ganaderas «inactivas» del País Vasco y Cantabria. Sin embargo, llamaba la atención el hecho de que éstas no eran las destinatarias reales de los medicamentos, bien porque su titular no poseía ya la explotación que figuraba en las recetas o por no ser cliente de esa comercial. 
  Las pesquisas demostraron que estas recetas eran validadas por tres veterinarios diferentes, que, al parecer, firmaban las recetas a solicitud del dueño de la comercial sin realizar tratamiento alguno a los animales. 
  Tras las primeras investigaciones se verificó que casi 500 medicamentos habían salido de la comercial con destino desconocido, amparados por la firma de veterinarios que han sido investigados por falsedad de documento oficial y pertenencia a grupo criminal. 
A raíz de este descubriendo se intensificó la investigación, para averiguar el destino de estos y otros medicamentos, cuya administración es exclusiva de veterinarios, de lo que han resultado investigados por intrusismo profesional cinco ganaderos en las provincias de Burgos y Palencia.