Exigen como un derecho acabar con la esterilización

DP
-

El Cermi también exige que se ponga fin a los internamientos forzosos que permite las leyes españolas

Exigen como un derecho acabar con la esterilización

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, Luis Cayo Pérez, aseguró hoy en Palencia que entre los retos de futuro del Cermi se encuentra acabar con los internamientos forzosos o la esterilización de la mujer que permiten las leyes españolas, todo ello a través de un gobierno estable. 
De esta forma, pretenden acabar con la «violación masiva» de los derechos humanos, así como conseguir una «igualdad real y efectiva» para garantizar los derechos de las personas con discapacidad mental.  Así lo indicó en el marco de las XVII jornadas técnicas de la Federación Salud Mental de Castilla y León que se desarrollaron en el hotel Rey Sancho.   Pérez apuntó que la salud mental tiene muchas problemáticas en torno a los derechos humanos, ya que hay temas como los internamientos forzosos por razones de salud mental que van contra ellos, pero que está permitido por la Ley de Enjuiciamiento Civil. «Hay que reformarlo para que se produzca una respuesta respetuosa con una visión humana», indicó.  «En el tema de la mujer está la esterilización forzosa que permite el Código Penal», por el que a las personas incapacitadas judicialmente se les pueda esterilizar «sin su consentimiento» porque se entiende que «no son aptas» para tener una familia, lo que supone una «violación masiva» de los derechos humanos. 

El presidente del Cermi reconoció que la agenda política «es enorme», al tiempo que destacó la necesidad de generalizar la asistencia personal o que las personas no tengan solo como única opción vivir en residencias, si no que cuenten con un amplio abanico de elección.  «Estas cuestiones tienen que ser abordadas y tratadas por un gobierno estable», añadió.
 Por su parte, la presidenta de Salud Mental Castilla y León, Elena Briongo, explicó que el encuentro surge como un análisis a proyectos que ya se están desarrollando bajo el amparo de esta normativa, como aquellas propuestas necesarias que «deberían, sin duda, empezar a ser exigibles sin ningún tipo de excusa, concretamente en torno al colectivo que nuestro movimiento asociativo representa, que es el de las personas con experiencia propia en salud mental».