La huelga de examinadores afecta a una veintena de aspirantes

E. Marín
-

En la provincia, cuatro alumnos al día sufren las consecuencias de la huelga y tienen que aplazar la prueba práctica. Está previsto que esta semana continúen las movilizaciones convocadas a nivel nacional

Los examinadores llevan a cabo sus paros al final de la mañana, entre las 11,30 y las 14 horas. - Foto: EVA GARRIDO

Una semana y una veintena de alumnos afectados. Estas son las cifras más relevantes que ha traído consigo en Palencia la huelga de examinadores de Tráfico que, según las previsiones iniciales, es de carácter indefinido.
Los paros de este colectivo, convocados a nivel nacional, comenzaron el pasado 14 de septiembre y entre las principales repercusiones se encuentra la de que los alumnos de las autoescuelas no puedan hacer las pruebas prácticas para obtener el permiso de conducción.
Según el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Juan Manuel García Casañé, en Palencia la repercusión no está siendo tan negativa como en otras localidades y la media diaria de alumnos que no pueden someterse a la prueba para sacar el carné de conducir es de cuatro.
García Casañé explica que la huelga está planteada para media jornada y, por lo tanto, no es necesario avisar de que se va a secundar hasta el mismo día. En Palencia hay tres examinadores más un coordinador que realizan los exámenes prácticos en horario de 8 de la mañana a dos de la tarde y, según García Casañé, los paros se están realizando al final de la mañana, entre las 11,30 y las 14 horas.
«Cada examinador realiza la prueba a una media de doce alumnos por día, lo que supone que son unas 36 personas las que diariamente se someten a ella. Por lo tanto, que se queden por el camino cuatro es una cantidad importante, pero menor de la que se registra en otros sitios», argumenta el responsable del colectivo en Palencia.
En la capital se realizan estas pruebas tres días a la semana -lunes, miércoles y viernes-, mientras que los martes se llevan a cabo en Guardo y los jueves en Aguilar de Campoo.
«La situación hubiera sido peor en caso de haberse planteado la huelga para los meses de verano, que es la época en la que muchas personas se plantean sacar el permiso de conducir y las consecuencias hubieran sido mucho más negativas», añade García Casañé.
¿Qué ocurre con las personas que cada día pierden la oportunidad de examinarse? Como la huelga se desarrolla al final de la mañana, los que salen perdiendo son los que han sido colocados al final de la lista y que tienen que volver a ser convocados para otro día.
«No pierden convocatoria ni las tasas abonadas, pero sí tiempo, porque hay personas -como en el caso de las pruebas para vehículos pesados- que se cogen el día y es un trastorno», apunta el responsable de la Asociación Provincial de Autoescuelas.
No obstante, desde el colectivo se apunta que «el coordinador de las pruebas está intentando adaptar los horarios para que se vea perjudicado el menor número de alumnos».

cambios. Entre las reivindicaciones del colectivo se encuentra la petición de mejoras salariales y que se les reduzca la carga de trabajo, ya que la no reposición de las jubilaciones ha reducido las plantillas.
Piden asimismo que Tráfico les permita no tener que comunicar los resultados de los exámenes de forma directa al alumno para evitar de ese modo agresiones e insultos. «Entre las cuestiones que reivindican se encuentran cambios en la forma de examinar al alumno, así como en la posterior evaluación. Todo lo que sea mejorar las pruebas y su desarrollo es bueno», apunta Juan Manuel García Casañé.
Otra de las cuestiones por las que protestan es que se puedan privatizar los exámenes. «Una empresa privada no realizaría con la misma profesionalidad y rigurosidad esta prueba como lo hace un funcionario», añade.
Con las negociaciones a nivel nacional estancadas con la Dirección General de Tráfico, la previsión es que los paros se prolonguen durante esta semana.