El honor y la gloria

Alberto Moreno
-
El honor y la gloria - Foto: Sara Muniosguren

Ion Zeberio dinamitó el XXVIITrofeo Santiago organizado por la SDDanisa, pero Ion Zeberio se llevó el triunfo

Ion Zeberio fue el vencedor real de la vigésima séptima edición del Trofeo Santiago, prueba en esta ocasión de categoría máster, organizada por la SDDanisa.  El arandino Germán Gil  de Pedro lo fue  por méritos y valentía. Para uno fueron los honores, para otro, la gloria.
Y es que el corredor del Recambios Vallejo fue el que rompió las hostilidades, retando a los otros 86 corredores, y a los 90 kilómetros por delante (sinuosos y con viento, aunque no intenso). 
Cuando la descarnada carretera se empinó en el alto de Soto, a los 8 kilómetros, Germán Gil de Pedro tomó tierra por medio. Por detrás, el pelotón comenzaba a fraccionarse en varios pedazos. Sólo lo más fuertes aguantaban el trepidante inicio. Germán Gil de Pedro se dio cuenta que su aventura en solitario a nada iba a conducir y por ello levantó el pie para ser capturado por  Ion Zeberio (Baxurde)  y Alfredo Moro (HyD). 
El trío empezó a hacer camino, pero antes de llegar al sprint especial de Torquemada se convirtió en dúo. El triunfo, era evidente, estaba entre Zeberio y Gil de Pedro. Regularon lo justo para llegar con las fuerzas justas para jugársela al sprint.Por detrás recortaban peligrosamente distancia un buen llegador como Óscar Negrete, que fue tercero. Pero tenían segundos suficientes para la táctica y la vigilancia. El arandino, conocedor de la llegada, sabía que era clave entrar primero en la curva final de 90 grados antes de la recta de meta. 

 

 

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino