Rescatado un menor en Dueñas tras caerse con su bicicleta al Canal

O. Herrero
-

Ricardo Alejos, agente de la Guardia Civil de Tráfico, se arrojó al cauce para sacarlo

Rescatado un menor en Dueñas tras caerse con su bicicleta al Canal - Foto: DP

«Cuando llegamos y vimos que el niño no podía salir, ni podíamos lanzarle nada para que se agarrara, porque no estaba en condiciones de cogerlo, no me lo pensé», afirmaba ayer por la tarde el guardia civil de Tráfico Ricardo Alejos, quien por la mañana no dudó en arrojarse al cauce del Canal de Castilla en Dueñas para rescatar a un niño de 13 años que se había caído al agua con su bicicleta en torno a las 12,18 horas.
Pero ¿cómo llegó la patrulla de Tráfico hasta la esclusa 37 del Canal de Castilla, entre la fábrica de Trapa y Dueñas? «Circulábamos por la A-62, y vimos pasar una patrulla de Seguridad Ciudadana con las luces de emergencia encendidas sobre el puente entre Venta de Baños y La Trapa. Pusimos su frecuencia y oímos algo de que alguien se había caído al Canal. Decidimos acudir por si podíamos ayudar en algo», declara Alejos.
La patrulla entró al camino de sirga del Canal desde Dueñas y al llegar, junto a sus compañeros de Seguridad Ciudadana vieron al niño «agarrado como un gato, sólo con los dedos, a la parte de abajo de un puente. Alos sillares. No podía moverse, por el miedo y el frío, de modo que no podíamos lanzarle nada para que lo agarrara y arrastrarlo a la orilla», detalla Alejos. Viendo la situación, este guardia civil, con 30 años de experiencia en el Cuerpo y 25 en Tráfico, no lo dudó. «Le dije a un compañero: pon la calefacción a tope en dos coches, uno para mí y otro para el pitufo. Y antes de que se dieran cuenta, estaba ya en calzoncillos y en el agua. No te puedes meter con ropa», explica. De hecho, opina que si el niño, de 13 años y residente en Villamuriel, se hubiera soltado para coger cualquier cosa, «se hubiera hundido, porque llevaba un abrigo como un plumas. ¿Sabes lo que pesa eso?».
En un primer momento trató de alcanzarlo agarrado a una eslinga de las que llevan en los coches para remolcar vehículos, y atar al niño. «Pero no llegaba. Así que nadé sin cuerda unos 10 metros a contracorriente, le agarré y le saqué», afirma. «No creo que  yo haya pasado más de tres minutos en el agua». De esta forma resta importancia a su actuación y a la baja temperatura. «Sientes un poco de frío al entrar. Pero la adrenalina ayuda mucho».
Cuando los agentes lograron sacar al menor de las aguas, había llegado ya la UVI del Sacyl, que se encargó de trasladar al niño hasta el Hospital Río Carrión. El menor, vecino de la localidad palentina de Villamuriel de Cerrato, sufría hipotermia debido a la baja temperatura del agua. Una vez en la orilla, los servicios sanitarios se hicieron cargo del mismo y posteriormente le trasladaron al Complejo Hospitalario de Palencia para efectuarle un reconocimiento completo. El agente de la Guardia Civil  de Tráfico no tuvo que pasar por el centro hospitalario.
Al parecer el niño estaba en la zona con otro menor y, por circunstancias que se desconocen, se habría caído al cauce del Canal de Castilla. 
 
equipos movilizados. La sala de operaciones del 112 pasó aviso del incidente a la Guardia Civil de Palencia, a la Policía Local de Dueñas y a Emergencias Sanitarias-Sacyl, que envió una UVI móvil y personal facultativo de Atención Primaria de Dueñas. 
Se avisó también a la central del Servicio de Extinción de Incendios de la Diputación de Palencia, si bien finalmente no fue necesaria su intervención.