El Cristo se llevó el derbi celestial

Alberto Moreno
-

El Palencia Cristo Atlético acabó goleando a la Virgen del Camino en un partido en el que nada había en juego. Adrián Herrera, en dos ocasiones, y Chuchi, que fue el mejor de los morados, goleadores

El Cristo se llevó el derbi celestial - Foto: Sara Muniosguren

PALENCIA CRISTO ATLÉTICO. Adrià, Arnaiz, Pablo, Ramón, Garci, Blanco, (74’ Abajo), Míkel, Kone, (46’ Dani Burgos), Herrera, Chuchi, (86’ Óscar), Álvaro.
VIRGEN DEL CAMINO. Isma, Pablo Suárez, Álex Matos, Negral, (62’ Diego), Christian, Porfirio, Charly, Esaú, (82’ Aarón), Gagyk, (46’  Llamas), Dani Alonso, Sergio.
árbitro. Álvaro Cuesta Revilla, burgalés, asistido por Contín Gutiérrez y Balbás Calvo. Amarilla a Charly.
GOLES. 1-0: Min. 29: Herrera. 2-0: Min.78:  Chuchi. 3-0: Min. 81: Herrera.
incidencias. Antes del partido se tributó un homenaje al pequeño jugador de La Salle Evan, que recibió una camiseta firmada por todos los jugadores de la plantilla del Palencia Cristo Atlético. 
 
El expediente del derbi celestial se cerró con el triunfo del Cristo (Atlético) sobre la Virgen (del Camino). Pero más allá de los tres puntos intrascendentes que sumó el cuadro morado la vista va más allá, a dentro de dos jornadas, cuando Chuchi, uno de los grandes del fútbol provincial, diga adiós y cuelgue las botas. Con 40 años ayer volvió a demostrar que sigue teniendo mucho fútbol, pero su próximo camino es enseñarlo.
Julio César formó con una alineación tan novedosa como ofensiva. Adrià volvía al portal, con Arnaiz y Pablo en los laterales y Ramón y Garcí en el eje de la zaga para completar la defensa. Blanco y Chuchi (con el brazalete de capitán, quizás un guiño a las fiestas del barrio del Cristo, que también es el suyo, y sus últimos partidos como jugador en activo), en el doble pivote. En las bandas, Koné y Míkel, actuando en la media punta Alvarito y como referencia Herrera. 
Ninguno de los dos equipos se jugaba nada. Algo más los locales por aquello del orgullo de no ceder más puntos ante su afición, pero se notaba la falta de intensidad de un partido con tres puntos importantes en juego. El técnico morado dispuso del medio campo para adelante de un equipo plagado de jugadores ofensivos. Sólo Chuchi era centrocampista puro. Sin las ataduras de la presión por el resultado, jugaron más sueltos, buscando más el camino del gol que la precaución defensiva. Así, Alvarito pudo adelantar a los locales, pero respondió bien Isma. A los veinte minutos llegaba el primer tanto local. Herrera se metió hasta la cocina y le dio tiempo a pensar no sólo cómo y por dónde iba a meter el balón, sino cómo iba a celebrar el gol. Mientras tanto, el Virgen del Camino a cubrir el expediente, a pasar la tarde sin sobresaltos, a jugar un amistoso de temporada. Aun así, Gagyk fallaba a la media hora lo que parecía imposible. Una cosa es realizar los esfuerzos los ju

* Más información en la edición en papel y en la app de Diario Palentino