Piden la extradición de una mujer que quisieron raptar

ALBERTO ABASCAL
-
Piden la extradición de una mujer que quisieron raptar

La sala cursa la orden ante Colombia puesto que está requerida por un asunto relacionado con drogas · La última petición oficial se formuló ante Italia

La Audiencia Provincial ha solicitado a Colombia la extradición de una mujer de la misma nacionalidad para responder de un delito contra la salud pública derivado del tráfico de estupefacientes por el que se le investiga después de que haya sido localizada y arrestada en este país sudamericano.
Se trata de la cuarta extradición que gestiona la Audiencia Provincial en los últimos años, tres de ellas con Colombia en virtud del tratado suscrito entre España y este país. Recientemente, el alto tribunal de la provincia hizo lo propio con Italia después de que un hombre de nacionalidad peruana fuera detenido en Turín después de que pesara sobre él una orden internacional de busca y captura para responder de un delito relacionado con drogas en Palencia.
En el caso de la mujer colombiana se da la circunstancia de que ella y su hijo fueron objeto mientras vivían en la capital palentina de un intento de rapto por parte de un grupo de cinco personas, cuatro dominicanas y una española, unos hechos que ya fueron juzgados y condenados, primero por la Audiencia Provincial y posteriormente por el Tribunal Supremo.
De hecho, el alto tribunal de la nación, en una sentencia a la que tuvo acceso Diario Palentino en marzo de 2014, ratificó el dictamen de la Audiencia que condenó a los citados cinco hombres, identificados como Y.P.S., Y.M.G., E.R.C.F., C.M.C. y J.J.M., a penas que oscilaban entre los siete y los cinco años de prisión, por intentar raptar a esta mujer y a su hijo de 4 años. Concretamente, la Audiencia les impuso esta pena por los delitos de intento de detención ilegal, cooperación necesaria a la comisión del delito y amenazas.

El intento de rapto de la mujer y su hijo se produjo en la madrugada del 24 de abril de 2012 en el barrio del Carmen de Palencia, muy frecuentado por población foránea, y quedó frustrado tras la intervención de la Policía Nacional. 
En las primeras horas del día 24 de abril, según el informe del fiscal, los procesados C. M.C., Y. M. G., E. R. C. F. y J. J. M. se desplazaron hasta Valladolid para recoger al quinto acusado, Y. P. S., trasladándose a Palencia en dos vehículos. Los cinco acusados, una vez en la ciudad, se dirigieron hasta donde vivía la mujer, «permaneciendo allí varias horas en funciones de vigilancia» hasta que, sobre las 23,20 horas, observaron a la víctima, que estaba acompañada por su hijo menor y otras personas cuando se dirigía a su domicilio.
Tres de los acusados se bajaron de los vehículos con la finalidad de privar a la mujer y su hijo de su libertad, portando dos pistolas y con los rostros cubiertos con gorros de lana. 
La mujer, tras ver lo que pasaba, salió corriendo hacia el interior de su vivienda, justo en el momento en el que intervino la Policía, que había seguido a los procesados, a los que finalmente detuvo. 
La investigación llevada a cabo por la Policía se había iniciado seis meses antes cuando comenzaron a sucederse una serie de asaltos a establecimientos en la provincia de Zamora. 
Los acusados, de haber ejecutado su misión con éxito, tenían previsto ocultar a las personas retenidas en una casa de Valladolid, donde uno de los acusados había procedido a habilitar un armario con esos fines. Ahora, el Gobierno  colombiano tiene que dar su visto bueno a la petición de la Audiencia palentina para poder juzgar a su súbdita.