La nieve y los aguaceros dejan más de 7 litros por m2

ALBERTO ABASCAL
-
La nieve y los aguaceros dejan más de 7 litros por m2

El centro meteorológico de Carralobo con sede en Astudillo recoge en abril tanta prepitación como en el primer trimestre · La Aemet prevé para hoy en Palencia rachas de fuerte viento

La nieve hizo ayer acto de presencia en el norte de la provincia, tal y como estaba previsto por la Aemet, y aunque no hubo que lamentar daños mayores, si que motivó que la Delegada del Gobierno en Castilla y León decidiera activar la fase de alerta del protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas que podrían afectar a la red de carreteras del Estado, una alerta que fue finalmente desactivada a última hora de la tarde.
Aún así, fuentes de la Delegación del Gobierno han avisado que de cara a la madrugada de hoy jueves se esperan nuevas nevadas en Sanabria y la Cantábrica de León y es probable que pudieran activarse de nuevo las alertas en ambas zonas. 
Según informaron a Diario Palentino fuentes de la Guardia Civil, ninguna carretera de la red nacional se vio finalmente afectada por el temporal, ni tampoco se produjo incidencias en cuanto al suministro eléctrico y telefónico.
La Junta de Castilla y León, en cualquier caso, si que solicitó a los conductores que circulaban por el norte de la provincia que tomaran precauciones en la conducción, especialmente en la C-627 entre San Salvador de Cantamuda y el límite con Cantabria y en la denominada ruta de los pantanos.
El responsable del centro meteorológico de Carralobo con sede en Astudillo, Mariano Bustillo, aseguró a este periódico que no es habitual encontrarse con nieve a estas alturas del año, pero tampoco es descartable. Lo que sí confirmó es que los cerca de siete litros por metro cuadrado que cayeron en las últimas horas unidos a los 33 acumulados a lo largo del presente mes de abril supone que en Palencia se han recogido poco más de 40 litros por metro cuadrado, por debajo de la media de abril en las últimas décadas cifrada en 48 litros por metro cuadrado, aunque aún restan días para que concluya el mes.
En cualquier caso, a lo largo del mes de abril han caído casi el mismo volumen de precipitación registrada durante el primer trimestre del año. Y es que los apenas 49,3 litros de precipitaciones que se registraron durante los meses de enero, febrero y marzo en el observatorio meteorológico de Carralobo, situaban al primer trimestre de 2019 como uno de los más secos de las últimas tres décadas.
Por meses, febrero fue el más seco, con 4,8 litros, frente a los 37,6 del ejercicio anterior o los 27,46 de media de los últimos 32 años. Para encontrar valores similares a los de esta inusal cifra hay que remontarse a los 4,4 litros de 2000, los 4,5 de 1999 o los 4,30 de 1992, la más baja desde 1987. 
En marzo, las precipitaciones fueron de 15,5 litros, seis veces menos que hace un año, aunque similar a las de 2016, cuando se recogieron 17,4. La media es de 29,97, casi el doble de lo recogido este año. Solo hay valores menores en  2009 (7,7 l.), 1999 (14,4 l.), 1998 (9,6 l.), 1995 (4,7 l.), 1994 (7,5 l.), 1992 (15,2 l.), 1990 (8,8 l.), 1988 (6,8 l.) y 1987 (15,1 l.). 

Por lo demás, un total de 21 provincias tendrán hoy  jueves aviso de riesgo (amarillo) o naranja (riesgo importante) por viento, nieve, lluvia o fenómenos costeros, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que prevé precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia y en Pirineos. 
En concreto, un total de 17 provincias tendrá aviso amarillo por fuertes vientos ya que se esperan rachas de 80 kilómetros por hora en La Coruña, Lugo, Asturias, Cantabria, Álava, La Rioja, Huesca, Gerona, Lérida, Guadalajara, León, Burgos, Palencia, Soria, Valladolid, Zamora y Salamanca.