A golpe de click

Laura Burón
-
A golpe de click - Foto: Sara Muniosguren

Los partidos políticos recurren a las redes sociales Facebook y Twitter para llevar su mensaje a un mayor número de personas, aunque cada uno las utiliza de una manera diferente para acercarse a sus seguidores

Estar en la calle, mirar a los ciudadanos cara a cara y explicar en persona las propuestas, son algunas de las palabras que se han escuchado durante las presentaciones de las campañas a las elecciones municipales de los partidos políticos, pero los distintos equipos no han olvidado que las redes sociales abren otras muchas posibilidades para trasladar su mensaje. Por eso, los partidos aprovechan Facebook y Twitter para llegar a un mayor número de personas. Facebook es la red favorita por los partidos para conectar con los ciudadanos, aunque durante la campaña cada uno de ellos las emplea de manera muy distinta. 
El PSOE es el que más seguidores tiene en la red de Mark Zuckerberg, con 4.402 seguidores, a los que mantiene informados sobre todo lo que hace el partido a nivel provincial. Sus publicaciones se caracterizan por ir siempre acompañadas de fotos del día y de vídeos, con textos largos sobre sus propuestas, anunciando sus actos y refiriendo la presencia en los medios de comunicación. Ha prestado especial cobertura a los actos centrales y las visitas de los líderes socialistas a la provincia y ha colgado el programa electoral municipal de Palencia. Además, ha dado espacio a las candidaturas de otros municipios, presentando a sus integrantes.
El contenido en Twitter es muy similar aunque el número de seguidores es mucho menor, con 1.834. En la red del pajarito, los socialistas han optado por retuitear las publicaciones de varios medios de comunicación en los que se habla de sus propuestas, aunque también hay espacio para los contenidos generados por los candidatos.
El Partido Popular ha enfocado su presencia en las redes sociales de otra manera. Ha optado por incluir muchos más vídeos en los que da a conocer sus propuestas para los próximos años y sus logros. Los mensajes son más escuetos y también ha prestado especial atención al acto central de campaña, que contó con la presencia de Juan Vicente Herrera y el candidato a la Junta, Alfonso Fernández Mañueco. Las 1.432 personas que le siguen pueden ver el acto que se celebró en la plaza de San Francisco de forma íntegra en su perfil de Facebook.
En Twitter son mucho más activos, con un buen número de publicaciones, fotografías de los candidatos y más interacción con otros perfiles, como los de los medios de comunicación o el del candidato de Palencia, Alfonso Polanco. En sus tuits, siempre recurren a las etiquetas o hastags para posicionar mejor sus publicaciones, como el del lema de campaña #centradosentufuturo o los creados específicamente para la campaña autonómica y local, quizá por ello tenga más seguidores, 1.726.
Más seguidores en twitter. Por su parte, Ciudadanos, con 1.458 seguidores en Facebook, ha usado esta red para, principalmente, anunciar sus actos de campaña, repasar las agendas de los candidatos y colgar algunas fotografías de su presencia en los eventos. Su candidato a la presidencia en las Cortes, Francisco Igea, está muy presente en su perfil, en el que también ha colgado el programa electoral municipal. A tenor de las publicaciones, Cs prefiere Twitter para comunicarse con sus seguidores, donde tiene 1.866 y los contenidos propios son los mismos que en Facebook, aunque desde la cuenta de Ciudadanos Palencia se retuitean mucho más las publicaciones del partido a nivel regional y de los candidatos a los distintos cargos.
Ganemos es uno de los partidos más activos en Facebook. En el transcurso de la campaña ha ido desglosando sus propuestas de forma individualizada, por áreas temáticas, y ha hecho referencia constante a la aparición de sus candidatos en los distintos medios de comunicación. Visualmente ha optado por las fotografías y de sus integrantes participando en mesas informativas y visitas a los barrios y por imágenes para anunciar sus actos, en lugar de por los textos. Tiene 1.901 seguidores, mientras que en Twitter tiene 1.206 followers. Las publicaciones en la red del pajarito son las mismas que en Facebook, pero se ven complementadas con los retuits de los comentarios de los candidatos y de otros perfiles en los que se les menciona. El uso de etiquetas les ayuda a estar mejor posicionados.
En el perfil de Podemos en Facebook figuran 1.811 seguidores y, en este caso, se han centrado en usar esta red como anunciador de sus actos de campaña mediante cartelería digital y de los eventos en Palencia en los que ha participado el líder regional, Pablo Fernández en Palencia, por lo que no ha realizado demasiadas publicaciones durante la campaña. En Twitter el número de seguidores que tiene la cuenta llega a triplicarse, aunque los contenidos son my parecidos a los de Facebook y en ellos destaca la presencia de Fernández aún todavía más.
Vox ha apostado claramente por Twitter en detrimento de Facebook, donde ha optado por estar presente a nivel más global y menos provincializado. Santiago Abascal es el gran protagonista del perfil en Facebook y apenas hay fotografías de sus candidatos locales y regionales. Hay continuas referencias a las propuestas de otros partidos y algunos de sus seguidores (tiene 1.899) son especialmente activos e interactúan de forma constante con los post.  En cambio, en Twitter, donde los seguidores alcanzan la cifra de 2.943, la información sobre sus propuestas y acciones de campaña es mucho más detallada, si bien es cierto que apenas recurren a fotografías y acompaña sus tuits con la imagen corporativa del partido. En la red de los caracteres limitados ha desgranado todas sus propuestas para alcanzar la alcaldía de una forma resumida pero clara, eso sí, sin apenas utilizar hastags.
INSTAGRAM. Esta red social ofrece más limitaciones, puesto que esta basada en las fotografías que suben los usuarios, por lo que es menos útil para los partidos que prefieren poder acompañar sus imágenes con textos explicativos. Por eso, casi todos han optado por centrarse en otras redes sociales y tener una presencia meramente testimonial en Instagram, donde apenas hay publicaciones de los actos de campaña.