'Total War: Three Kingdoms'

Enrique José Gutiérrez
-

Con el lanzamiento de este nuevo videojuego de estrategia, desarrollado por el estudio Creative Assembly para PC, los aficionados podrán rememorar los últimos años de la dinastía Han

Las grandes batallas que se han librado en el pasado son una fuente inagotable de inspiración para muchas obras. La industria de los videojuegos también se ha servido de esta temática para ambientar algunos de sus títulos, dando pie a multitud de producciones que han recreado, con mayor o menor acierto, varias de las guerras más importantes.

En esta ocasión, Creative Assembly, un estudio de reconocido prestigio dentro del género de la estrategia, ha decidido situar su nuevo lanzamiento en China, a finales del siglo II d. C. En él, los aficionados conocerán la historia de Dong Zhuo, un poderoso señor de la guerra, famoso por su tiranía y crueldad, que adquirió un gran poder a la sombra del emperador, al cual podía manejar a su antojo.

Bajo su influencia, el régimen se volvió brutal y opresivo, lo que provocó que el descontento del pueblo fuera en aumento. Sin embargo, la esperanza llegó en forma de tres héroes, que se hermanaron para hacer frente a las injusticias. Los generales de las grandes familias del país hicieron lo mismo, conformando una frágil coalición que desafió el implacable mando de Dong Zhuo.

‘Total War: Three Kingdoms’
‘Total War: Three Kingdoms’ - Foto:

'Total War: Three Kingdoms'

 

El arte de la guerra

Este es el punto de partida de Total War: Three Kingdoms, un interesante juego de estrategia, en el que los usuarios van a poder emular algunas de las grandes gestas que se vivieron en esa época. Sin embargo, no todo se reduce a comandar ejércitos, ya que sus creadores le han conferido mucha importancia a aspectos como la política, el comercio o la diplomacia. También hay que saber gestionar los recursos disponibles, para mantener el equilibrio entre los diferentes estamentos y que el imperio prospere.

‘Total War: Three Kingdoms’
‘Total War: Three Kingdoms’ - Foto:

Sin duda, la parte más espectacular y desafiante del título son sus impresionantes batallas a gran escala. Alzarse con la victoria es una ardua tarea en la que los aficionados deberán tener en cuenta numerosos factores. Saber situar a las unidades de combate en los puntos clave es esencial, pero también hay que saber adaptarse a los movimientos de los contrincantes. Además, cada escuadrón cuenta con una serie de características especiales, permitiendo a los usuarios hacer uso de distintas tácticas y estrategias.

Una vez que comienzan las hostilidades, cobran especial importancia los generales. En una de las modalidades disponibles, llamada Romance, estos formidables guerreros son elevados a la categoría de héroes legendarios, adquiriendo habilidades sobrehumanas que les permiten enfrentarse a centenares de adversarios. Sin embargo, los oponentes también cuentan entre sus filas con sus propios generales, a los que es posible desafiar en combate singular.

'Total War: Three Kingdoms'

 

El destino de un imperio

Mención especial para el papel que desempeñan los espías. Si uno de estos agentes consigue establecerse con éxito en alguno de los estamentos del enemigo, pueden causar auténticos estragos si se usan en el momento oportuno. Las posibilidades que brindan son muchas, ya sea para desprestigiar a un personaje concreto, conseguir jugosos acuerdos comerciales o decantar la balanza a favor del usuario en una batalla que parecía perdida. Pero ojo, que los rivales también pueden hacer uso de ellos para sus propios fines.

Gráficamente hablando, esta entrega es la más vistosa de toda la saga. Los menús de opciones tienen un diseño funcional y elegante, haciendo de la navegación algo cómodo y sencillo. Los enfrentamientos transcurren con suma fluidez, a pesar del gran número de unidades de combate que se muestran en pantalla. Para el apartado sonoro se han usado melodías de corte tradicional, en las que predominan los instrumentos musicales clásicos de la cultura China.

'Total War: Three Kingdoms'

 

Total War: Three Kingdoms es un completísimo videojuego de estrategia, en el que Creative Assembly ha sabido potenciar las virtudes que atesora la franquicia. Al principio es un poco intimidante, pero esta sensación va desapareciendo con el transcurso de las horas. Lo que van a encontrar aquí los seguidores del género es un producto muy cuidado a todos los niveles, que pone en sus manos multitud de herramientas con las que gestionar los recursos de un gran imperio.