Milagros Marcos asume «errores» y propone medidas

ALBERTO ABASCAL
-
Milagros Marcos asume «errores» y propone medidas

La diputada electa del Partido Popular insiste en que su formación no ha sabido aglutinar el voto de centro-derecha · «La diferencia ha sido por menos de 2.000 sufragios», aseguró

La presidenta del PP, Ángeles Armisén, culpó hoy de la pérdida de votos de los populares a la división de los sufragios entre las formaciones de centro derecha y admitió que «no son los resultados» que hubiesen querido obtener en los comicios generales. 
Ángeles Armisén apuntó como posibles causas de la pérdida de votos que no hayan sabido trasladar el mensaje «de la importancia» de concentrar el apoyo del centro derecha en un partido como el PP,  aunque recordó que la diferencia con respecto a la fuerza más votada en la provincia fue inferior a 2.000 votos. 
«Si hacemos un análisis global, la diferencia del Partido Popular respecto a la primera fuerza más votada de esta provincia está a 1,73 por ciento», incidió Armisén. «Somos la segunda fuerza más votada, con muchísima diferencia con respecto a la tercera, más de 14.000 votos de distancia».  La presidenta del PP quiso explicar así «los efectos que tiene la irrupción de una nueva fuerza» en el panorama político. Y es que, Vox y sus 12.000 votos, «ha supuesto una incidencia en el resultado electoral ante la división del sufragio», subrayó. 
  Asimismo, Armisén ha valorado que el PP en Palencia «es la segunda provincia con mayor porcentaje de voto» de toda Castilla y León, aunque ha reconocido que «no son los objetivos esperados». 
Por su parte, la recién elegida diputada por Palencia y ex consejera de Agricultura, Milagros Marcos, reconoció que «es una pena perder el segundo diputado por poco más de 2.000 votos», y animó a trabajar con «responsabilidad» y teniendo en cuenta que son un «partido unido» con el mejor proyecto para España y «el mejor líder». Además, culpó a la Ley Electoral de que la izquierda con seis millones de votos haya obtenido 166 escaños, mientras que el bloque de centro-derecha ha sumado 8,9 millones de votos y sin embargo solo 148 escaños, «por lo que aún teniendo más votos tenemos menos escaños». «Tenemos que reconocer nuestros errores y tomar medidas», añadió.
  Por su parte, el recién senador electo Rodrigo Mediavilla fue el más duro al reconocer que el PP había perdido estas elecciones y que se debe «hacer autocrítica».